A MEDIR FUERZAS

0
493

LA SENTENCIA del pensador español Ortega y Gasset: “Siempre que se encuentren en la misma acera la política y la justicia, ésta tiene que hacerse a un lado para que pase la política”, cobra plena vigencia en el actuar de la Suprema Corte de Justicia de la Nación , en el caso del desastre que padeció Oaxaca en el año 2006.

SE evidenció en el “mayoriteo” contra el proyecto de dictamen inicial del magistrado MARIANO AZUELA. Luego de las furiosas protestas de la APPO , el intenso cabildeo de los adversarios políticos de Ulises, principalmente los senadores GABINO CUE y SALOMÓN JARA, vino la orden de Gobernación y los magistrados aplazaron la discusión. Reiniciaron más tarde pero siete de los once magistrados, al votar, cambiaron de opinión. Desecharon casi totalmente el proyecto de Azuela que parecía una propuesta ponderada (pedía sanción contra todos los actores del desastre) y, para la historia, exoneraron a FOX y dictaminaron que ULISES RUIZ y sus jefes policíacos de entonces, son responsables de la violación grave a las garantías individuales. Fallaron los gravosos negociadores de ULISES.

ASI SE inicia una nueva era de turbulencia política que pondrá a Oaxaca, otra vez, en el ojo del huracán.

LA DECISIÓN de la Corte de enviar su veredicto al Congreso de la Unión y a otras instancias para que “sean ellas quienes decidan si se le fincan responsabilidad a estos funcionarios”, ensanchará más las sendas de la política, es decir, abren espacios de negociación en las Cámaras y las altas instancias de poder. El presidente CALDERÓN y los partidos de oposición pugnarán por acotar el futuro político de ULISES y éste, en su defensa, tendrá que tensar el hilo hasta donde aguante.

La mayor parte de los habitantes de Oaxaca, como simples espectadores, estará pidiéndoles mesura en esta nueva etapa de lucha encarnizada por el poder del que esta tierra vuelve a ser escenario.

DIGO que mostrarán el músculo porque, de acuerdo a lo que dice el ministro José Ramón Cossío Díaz, el presidente Felipe Calderón, el Congreso de la Unión y las autoridades locales en Oaxaca tienen en sus manos la determinación de iniciar juicio político en contra de Ulises Ruiz pero éste ya respondió que el dictamen de la Corte “es político y no jurídico”.

ADEMÁS el líder de la banda oaxaqueña en la Cámara Baja , EVIEL PÉREZ ya anunció que cuando llegue a la Cámara el expediente de la Corte , será enviado a comisiones y allí será estudiado el pronunciamiento. El respaldo a URO no se hizo esperar. La fracción parlamentaria del PRI dio todo su apoyo al gobernador, es decir empiezan a medir fuerzas. NO hay que olvidar que el PRI con el PVEM tienen mayoría simple, sus votos son suficientes para desechar los asuntos que convengan a sus estrategias.

POR PROPIA MANO

EL INCENDIO de dos autobuses en San Martín Mexicapam y el secuestro de dos empleados de la caja de ahorro Centenario, acciones encaminadas a la justicia por propia mano, muestran que la ciudadanía ante la ausencia de la procuración de justicia toma el camino más minado para exigirla; la violencia.

LA PRIVACIÓN de la libertad de Oscar Cuevas Cueva y de Judith Cruz Morales, empleados de la Caja de Ahorro Centenario, luego de que su sucursal, en Tlaxiaco, no pudiera entregar a sus ahorradores el capital que les confiaron, indica el grado de irritabilidad social. En este caso los ahorradores optaron por retener a los empleados dentro del auditorio municipal en la localidad de Tlaxiaco.

ALLÍ, temerosos de ser linchados, los ejecutivos de la firma, confesaron que la caja, en toda La Mixteca , no podrá pagar los ahorros de 3 mil personas (de cerca de 30 comunidades) que ascienden a 200 millones de pesos, dinero que definitivamente tendrán que recuperar a través del Fondo de Protección para Sociedades Cooperativas del Gobierno Federal.

LAS ALTAS TASAS de interés que pagaban, el fraude perpetrado por empleados de otras sucursales de la propia Caja de Ahorro; según argumentaron los retenidos, fueron la causa de la quiebra de la caja.

LA RETENCIÓN de estos empleados se debe, según argumentaron los dañados patrimonialmente, a que avizoran, que nadie les hará justicia, porque sienten gran impotencia al ver la impunidad que en delitos de todo tipo reina en Oaxaca, gracias a la nula acción del responsable de “procurar” la justicia y que sólo las altas esferas saben la razón por la que sigue en el cargo, un elemento tan nulo, como el “DES procurador” estatal, Evencio Nicolás Martínez.

EL PROBLEMA de las cajas, crece sobre todo cuando tenemos que Oaxaca es la entidad con el mayor número de Cajas de Ahorro de toda la República Mexicana , lo que representa un alto riesgo social, peor aún, el pago para los defraudados tiene que hacerse con dinero de los contribuyentes, sólo para el caso Sacriputla, se programó una partida especial del presupuesto de egresos de la Federación , que asciende a los 33 millones 500 mil pesos; una paz demasiado cara.

SI A ESTO le agregamos la labor defensora de las cajas de ahorro asumida por los izquierdistas, como ocurrió durante el foro de análisis denominado “Hacia una ley de fomento cooperativo de Oaxaca” llevado a cabo en el palacio legislativo de Oaxaca, el 20 de octubre del año pasado, en el que, Gabino Cué, elogió públicamente las actividades realizadas por Cuevas y por la Alianza Cooperativista Nacional (ALCONA) –que cobija a una treintena de cajas de ahorro en Oaxaca– en favor del cooperativismo social en nuestro país, a sabiendas que sus Cajas de Ahorro, no mantienen las condiciones de liquidez necesarias (ni los fondos de protección)

EL PROBLEMA es que ahora ya los defraudados están dando otro rostro; el de la desesperación, ya no creen en rescates, no entienden de regulaciones, sólo quieren ver a los defraudadores en la cárcel y si no encuentran autoridad que les dé solución, pues regresamos a la ley del más fuerte.

OTRAS muestras de justicia por propia mano; en la colonia Hidalgo, de San Martín Mexicapam, el atropellamiento de una anciana que le costó la vida, provocó el incendio de dos autobuses, el de la unidad con que le dieron muerte y otro de la misma compañía, todo por la impunidad. El chofer huyó y como estilan los del gremio transportista, ya nadie sabrá ni quién fue, porque por oscuros acuerdos con las autoridades, los dueños de las unidades nunca saben ningún dato que conduzca a la detención del cafre asesino. En menos de 15 DÍAS, 3 ancianas han muerto debajo de las ruedas de unidades del transporte urbano. Lo peor, después de la quema de los autobuses en San Martín Mexicapam, no dudo que por orden del procurador, ahora cada vez que un chofer del pulpo camionero mata a alguien, llegan decenas de policías, no para a buscar al culpable, sino para evitar que los vecinos, irritados, vayan a quemar más autobuses. Hasta parece que Evencio le pagan por cuidar los intereses de los magnates del transporte urbano y no por procurar la justicia. Sólo falta que ahora los atropellados o sus familiares tengan que pagar a las líneas camionera por los “daños” que sufran sus unidades chatarra cada vez arrollen o maten a alguien.

Compartir
Artículo anterior
Artículo siguiente
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta