AMBULANTES, ALTO RIESGO

0
539

Por Felipe Sánchez

Escaparate Político

Si les pudiera servir de consuelo a los que votaron pensando en un presidente municipal que pudiera rescatar el Centro Histórico de nuestra vapuleada ciudad de la marabunta que significan las mafias que controlan el ambulantaje, les doy dos datos.

1.- El presidente municipal electo Francisco Martínez Neri revela a EL IMPARCIAL que en su campaña electoral “no hice ningún pacto con los líderes de los grupos que administran los puestos callejeros. Ni siquiera me reuní con alguno de ellos; menos pueden decir que hice algún compromiso por el voto”.

2.- “Reordenar el ambulantaje que asola nuestra ciudad será unas de mis prioridades en el plan de gobierno, junto con la seguridad pública. Al entrar en funciones consideraré preeminente un estudio sobre este fenómeno que usurpa el Centro Histórico. Debo saber quiénes lo administran, cuantos son y buscar soluciones mediante el diálogo porque sin los involucrados no vamos a encontrar soluciones. Es necesario hacerles saber el grave riesgo en que está la designación de nuestra ciudad como patrimonio cultural de la humanidad; sembrarles la certeza de que si no paramos la invasión de puestos callejeros significaría dejar que el lirio (plaga) seque el árbol porque entonces perderemos todos”.

A REVISIÓN

Durante una prolongada charla con reporteros y directivos de EL MEJOR DIARIO DE OAXACA, el edil que entrará en funciones el primero de enero próximo, reconoce que “la elección dejó una ciudad dividida, partida en dos, por lo que es urgente restablecer, mediante acciones municipales, la concordia. Es importante que la sociedad sepa que tenemos una ciudad incomparable, pero con muchas precariedades. Yo mismo sé que tengo que tomar decisiones que implican hasta riesgos personales”

1.- ¿Se refiere a la rendición de cuentas del actual presidente municipal? Le inquirimos.

Aceptó que la rendición de cuentas es otro de sus compromisos prioritarios. Reveló que “he tenido acercamientos con la Auditoría Superior de la Federación y con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador porque es necesario que los recursos que recibe Oaxaca de Juárez se recuperen lo suficiente. En eso estoy trabajando porque al iniciar el próximo año deben aterrizar todos mis proyectos. Voy a dar absoluta libertad para que revisen las instituciones que tienen la responsabilidad de cuidar la rendición de cuentas y hacer realidad los anhelos de gobiernos transparentes”. El edil electo reiteró que además de pedir la intervención del Órgano Superior de Fiscalización del estado  (OSFEO) y de la Auditoría Superior del estado “voy a vigilar que revisen las cuentas son absoluta libertad”.

NO SOY DEL MORENA

Martínez Neri admitió que su campaña electoral le permitió auscultar los problemas de la ciudad y logró establecer buena relación con todos los ciudadanos, sin anteponer siglas partidistas. “Quiero decirles que mi relación con los votantes se extendió porque no soy militante del Morena, soy adherente, discrepo con lo de simpatizante”.

Dijo también que “mis relaciones con el presidente (AMLO) son muy buenas; he tenido una charla telefónica para darle a conocer mis planes de gobierno. Estoy convencido de que le dará a Oaxaca de Juárez el apoyo que necesitamos. En esos estoy concentrado, nada de futurismos ni pensar si puedo o no ser candidato a la gubernatura. Eso es circunstancial”.

Admitió que en la actual administración “faltó Cabildo” y por eso tiene planes para que las sesiones de Cabildo salgan del palacio municipal. Al menos cada dos semanas las sesiones de Cabildo serán en las colonias y agencias. Es necesario que la gente conozca a sus concejales”.

FALTA AGUA

Aunque el sistema de agua potable y alcantarillado de la ciudad lo maneja al gobierno del estado a través del llamado SAPAO, el próximo presidente municipal se nota decidido a buscar soluciones a “uno de los problemas más álgidos de la ciudad que puede colapsar de un momento a otro y meter en aprietos la gobernabilidad. Si no garantizamos el abastecimiento suficiente del vital liquido para la ciudad, la desigualdad social caerá en situación de alto riesgo”.

Otro de las complicaciones citadinas que merecen la preocupación del primer concejal electo, es la de la seguridad pública. Si no atendemos -dice- con prontitud esta anomalía y no nos metemos a fondo para revisar la estructura de la Policía Municipal, la confianza que depositaron en nosotros los ciudadanos se deteriorará rápidamente.