CAMINO ESCABROSO

0
405

Por Felipe Sánchez

-Escaparate Político

Más que escabrosas las rutas que está tomando al interior del partido Morena la disputa por la candidatura por el gobierno de Oaxaca. Aunque la senadora Susana Harp, una de las fuertes contendientes, en diferentes declaraciones se ha mostrado más que disciplinada ante decisiones de su partido, en el fondo parece decidida a no dejar que Salomón Jara transite cómodamente hacia la candidatura.

Como en política nada es fortuito, entre los Jaristas hay escozor por las embestidas contra al que ya consideran candidato a gobernador. Su inquietud es que el partido se fraccione, los votantes se dividan y se volatilice esa petulancia de que en Oaxaca nadie le gana al Morena. En esa pedantería olvidan que en Oaxaca primero son Lopezobradoristas y después Morenistas.

Aquí dimos a conocer oportunamente que en el Senado de la República analizan la petición formal de enjuiciar a los tres senadores por Oaxaca: Salomón Jara, Susana Harp y Raul Bolaños Cacho por el supuesto uso de recursos públicos para promocionarse como candidatos a gobernador de Oaxaca. De probarse tal denuncia la sanción contra los tres podría ser la inhabilitación por 10 años para ocupar cargos públicos. Ante la poca -casi nula- posibilidad de que esto suceda, lo que observamos en una embestida mediática contra Salomón Jara, aunque, en el rigor de la verdad, la campaña de este senador lleva mucha ventaja. Es inocultable y las pruebas abundan. La de los otros dos senadores también es irrefutable.

Las que contienen más sustancia jurídica son las seis denuncias, también por presumibles actos adelantados de campaña que ha recibido el Instituto Estatal Electoral en contra del mismo Salomón Jara. El mismo delegado especial del Morena, Oscar Cantón Zetina, admitió que un equipo de abogados de su partido analiza las quejas para rebatir los argumentos de la supuesta campaña electoral adelantada y sobreexposición del nombre e imagen del citado senador.

Las denuncias fueron promovidas por los ciudadanos Carlos Melchor Roque, Pedro Daniel Cortes Santiago, José Alejandro Canseco Guevara, Gustavo de Jesús Aguirre Bautista, Donají Cruz García y Adriana Victoria Aguilar Rojas. De acuerdo con el informe de la Comisión de Quejas y Denuncias o Procedimiento Contencioso Electoral del IEEPCO, todas las denuncias se encuentran en la etapa de investigación preliminar, cinco están pendientes de determinar si procede o no.

OFICIOSO

En esta guerra de dimes y diretes, causa pena la actitud de Geovany Vázquez Segrero representante del Morena ante el IEEPCO por su actitud oficiosa que cae en la máxima aquella de “no me ayudes compadre…”. Resulta que fue grabado cuando exigía a un ciudadano retirar una denuncia que presentó contra Jara por actos adelantados de campaña. El secretario jurídico de la dirigencia estatal del PRI se apersonó ante el IEEPCO a mediados de diciembre pasado para denunciar a Jara por el mismo motivo.

LA DÓCIL SUSANA

La senadora Susana Harp persiste en su denuncia ante el Tribunal Federal Electoral por violencia política de género en su contra. Alega que por su calidad de mujer su partido, el Morena, la excluye de la candidatura. No deja de ser sorprendente el doble lenguaje de esta legisladora.

En algunas declaraciones se muestra aguerrida al decir:  “no me voy del partido”, pero ayer reiteró su docilidad al repetir: “mi lucha es por Oaxaca, no peleo por un mercado” en respuesta al líder nacional del Morena, Mario Delgado quien dijo que “el que quiera un puesto que se vaya al mercado

EL SALTO DEL CHAPULÍN

El libro “La Familia Real” que apunta pasajes de los infortunios de la Universidad Autónoma Benito Juárez, nos recuerda lo beligerante que han sido siempre las disputas por la Rectoría:

“En 1978 siendo gobernador el general Eliseo Jiménez Ruiz se crea esta ley orgánica y deja de ser paritario, por lo que el rector sería elegido por un consejo académico quien entre los estudiantes era llamado el consejo de notables, notables de la grilla y no académicos precisamente y se acabó la etapa en que el rector que era elegido por algo parecido al congreso universitario. En este contexto se elige a Alfonso Zorrilla Cuevas, que curiosamente nunca había sido maestro de la universidad, sino que es traído del Instituto Politécnico Nacional.

“Después eligen como rector a César mayoral Figueroa, un médico cirujano afamado por ser el primero que realizó un trasplante de mano en América Latina. Intentó reconfigurar los sindicatos, empezó a liquidar a trabajadores sin perfil académico, quiso sanear, pero lo corrieron. Esto ocurre junto con una serie de componendas curiosas: el porrismo heredado de Niño de Rivera es institucionalizado por Zorrilla Cuevas y cobraron mayor fuerza con Nahúm Carreño Vázquez para elegir rector y así empezó la debacle…” (Continuamos)

Compartir
Artículo anteriorSe aplicará dosis de refuerzo contra COVID-19 a personal educativo el 12, 13 y 14 de enero: IEEPO
Artículo siguiente– Cerrando fuerte
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.