CONSTRUYÓ LA RUTA 

0
539

Por Felipe Sánchez         

-Escaparate Político

La decisión ya la tomó el presidente AMLO y quienes conocen su terquedad me comentan que, aunque Susana Harp invoque todas las leyes y su asesor de cabecera el demonio de Tasmania amenace con reeditar la revuelta del 2006, el candidato a gobernador del partido Morena en Oaxaca será Salomón Jara Cruz.

Así como ha saltado el escollo del Tribunal Estatal Electoral con los amarres que él mismo hizo con toda oportunidad en esa instancia, ahora se encamina con paso seguro por la ruta que ha sido construyendo con tenacidad.

Pero cuidado, aunque en el partido del presidente López Obrador estén convencidos de que nadie les podrá ganar la gubernatura, los procedimientos necesariamente dejarán muchos resentidos en el camino y posibles consecuencias políticas. Dicen que “la forma es fondo” y eso no imperó en el procedimiento. Simularon encuestas y otros métodos supuestamente democráticos, hablaron de la equidad de género, pero no cuidaron las formas para una imposición menos burda.

Para frenar -no acabar-  los litigios de la senadora Harp, recurrieron a la magistral estrategia de remitir la impugnación que originalmente presentaron ante Tribunal Federal Electoral al Estatal Electoral que preside la magistrada Elizbeth Bautista Velasco. Sabían que los compromisos de esta abogada con el partido Morena, la llevaría a buscar vericuetos de la ley que beneficiaran a Salomón Jara y así lo hizo. El resolutivo del TEE no podía ser de otra manera:

“El Pleno del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca, por mayoría de votos, confirmó la resolución de fecha 7 de enero de 2022, dictada por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido político Morena, mediante la cual se sobreseyó el recurso de queja presentado por Susana Harp Iturribarría, por la designación de Salomón Jara Cruz como Coordinador de Comités para la Defensa de la Cuarta Transformación en el Estado de Oaxaca.

“Argumentó que los hechos y alegaciones planteadas por la actora, pretendían combatir un acto distinto al que originó la queja, es decir, con las nuevas alegaciones formuladas, la actora no combate por vicios propios el fallo de la Comisión de Honor y Justicia de Morena, sino que pretendía ahora combatir, como tal, la designación de Jara Cruz, como precandidato único a la gubernatura del estado de Oaxaca por Morena, en el actual proceso electoral ordinario;  acto totalmente distinto a lo señalado en la queja.

“Este Tribunal expuso que la designación de Jara Cruz como precandidato único, es el acto que realmente le podría causar una afectación a su esfera de derechos, al tenor de las nuevas alegaciones y pretensiones planteadas por la accionante, el cual ya ha sido controvertido por ella en un medio de impugnación diverso al presente…”.

Esta resolución equivale a que Salomón Jara es precandidato único a gobernador por el partido Morena y, con tal aval, inició su precampaña electoral.

PERSEVERANTE  

Hay que reconocer en Salomón Jara Cruz su perseverancia para ir urdiendo esa ruta a la gubernatura. Con mucha visión desde el Senado de la República allanó el camino para que Elizabeth Bautista fuera magistrada del TEE y luego presidenta. El resolutivo manifiesta dos cosas: lealtad y pago de favores. Les digo porqué:

Con la oportunidad que caracteriza a esta columna, en el ESCAPARATE del 27 de mayo del 2020 esbocé la jugada que armaron para la llegada de la hoy magistrada Bautista.

Los operadores más precipitados del clan del senador Salomón Jara, principalmente los que negocian la ubicación de piezas en la estructura electoral IEEPCO y TEE, jugaron acertadamente.

Acaban de alcanzar algo que podría ser la Corona de la Virgen. Tienen para el Morena la presidencia del Tribunal Estatal Electoral (TEE) con Elizabeth Bautista Velasco una jurista con el fierro del partido de AMLO tatuado en la frente. Así entierran definitivamente la cuestionada autonomía de este Tribunal.  El “mérito”, según me dicen, es del ex director de Usos y Costumbres Daniel Pérez Montes quien la condujo primero por los callejones de las negociaciones oscuras en el IEEPCO cuando Elizabeth Bautista litigaba para la “izquierda”. Fue consejera, primero del PRD y luego del Morena. Otro que la tuvo a su lado y la impulsó fue el “demonio de Tasmania” eterno representante del PRD y luego del Morena en el mismo instituto. La acercó a Salomón Jara (cuando eran “amigos”) y éste cabildeó en el Senado para que la hicieran magistrada en 2018 y hoy sustituye en la presidencia del TEE a Miguel Ángel Carballido.

Así fue la jugada que hoy beneficia a Salomón, pero también a Elizabeth Bautista. Dicen que en política “el bien más preciado es la lealtad: Cumplir la palabra empeñada, colocar por encima de todo, y de todos, el compromiso pactado, lo demás, sea dinero, puestos o posiciones, viene por añadidura”