Cuál de las 4 es la mejor

0
98

Por Cipriano Miraflores

Así como la filosofía política de la comunalidad permite el tránsito de lo comunitario de los pueblos del Quinto Sol y Afromexicano hacia senderos luminosos y reales, así también existen corrientes del pensamiento político y social que los inhiben, no permiten su florecimiento o los limitan.

Basta recordar la Antropología que abogó por su asimilación al mundo occidental o de la corriente del multiculturalismo que desde el poder propone un nuevo trato con los pueblos originarios pero negando sus derechos de libre determinación y autonomía.

Tal es el caso de la teoría de la democracia, que podemos llamarle jurídica,  que es proclive a su sujeción estricta a las normas establecidas y no va más allá. Esto se demuestra a su estricta sujeción a las reglas de la mayoría que permite la sujeción  de las minorías.

Salvo acuerdos políticos, las minorías siempre perderán. Este defecto de la norma se trata de corregir con la norma de la proporcionalidad, sin embargo, la minoría seguirá siendo minoría. Son los casos en que los pueblos originarios logran ciertos curules en las cámaras legislativas pero no logran impactar con su presencia.

Además se debe de considerar que este tipo de democracia, que es la vigente en el mundo, se fundamenta en la iniciativa y lealtad personal e individual, así como en el imperio de la ley, de la cual no participan los pueblos del Quinto Sol y Afromexicano.

Además, se eleva la legitimidad de este tipo de democracia al vincularla con el Estado constitucional, en la cual tampoco son miembros efectivos los pueblos originarios y el pueblo afromexicano.

Con la argumentación de la vigencia de la democracia del Estado constitucional las ideas de los pueblos del Quinto Sol y Afromexicano poco se puede hacer a pesar de los principios del pluralismo jurídico, multiculturalismo e interculturalismo.

Asimismo, este tipo de democracia reclama para sí la sociedad de mercado, antípoda de la comunidad como forma de asociación humana. Este tipo de democracia, en su praxis, origina la necesidad de mayor vigilancia hacia los gobernantes y representantes, evita la concentración del poder y concluye de la necesidad de su redistribución en los territorios nacionales, lo cual permite mayor participación de los ciudadanos, asimismo que gobernantes y representantes rindan mejores cuentas de sus actuaciones, remite también al escrutinio y al control público de los gobernantes y representantes.

Esta democracia de Estado constitucional se volvió plurivalente, el poder de los gobernantes se comienza a ver desde muy diversos ángulos, es frontera abierta de diversos modos de gobernar.

La democracia de opinión pública va ganando terreno, sin embargo. Diversas organizaciones de la sociedad civil son escrutadoras del poder. El poder político viene ya de abajo no de arriba como es regularmente. Es la era de las encuestas de opinión, sondeos periódicos de gestión gubernamental, consultas para la toma de decisiones, la fuerza de las redes sociales, etc.

Desde luego, la democracia participativa va más allá de lo descrito. De esta democracia sometida al escrutinio ciudadano se acentúa con esta democracia, que se ocupa de los problemas colectivos, de la participación directa de los ciudadanos en los asuntos públicos, se inclina por la mejora de los grupos más desfavorecidos socialmente, busca la reducción del poder de la burocracia, toma decisiones informadas y consensadas.

Cuatro democracias: jurídica, de Estado constitucional, de opinión, participativa, cuál de las cuatro prefiere usted.