DESMADRE EN LA VACUNAS

0
725

Con la certitud que caracteriza a esta columna advertí en mi entrega del pasado día 10 que el programa de vacunación anticovitt en Oaxaca degeneró, en manos de la neófita delegada del Bienestar Nancy Ortiz Benítez, en un verdadero desmadre, entendido esto como lo que sale de su cauce, el río que sale de madre.

Ambición política, cinismo, pleitos, escándalos y la falta de coordinación del gobierno federal en torno a la aplicación de los biológicos, generó violencia, quema de llantas, bloqueos que sacudieron la capital y cinco municipios conurbados ¿La causa? El uso perverso del programa de vacunación. Sin decir agua va, la delegada de Bienestar cual dueña y señora del biológico suspendió su aplicación en Santa Lucía, Atzompa, El Tule, Xoxocotlán y doce municipios más.

El pueblo reaccionó con protestas, toma de edificios municipales, persecución e insultos contra Nancy Ortiz. Piden su renuncia. Desde la noche anterior hasta por la mañana siguiente la protesta de Santa Lucía fue constante. Cerraron calles y carreteras. Persiguieron hasta sus oficinas a la delegada Nancy Ortiz donde intentaron retenerla. Si lo hubieran hecho sería algo así como darle una sopa de su propio veneno a los Morenistas. No hay que olvidar que las huestes de López Obrador alcanzaron el poder con métodos similares.

El incidente estuvo a punto de tornarse en tragedia cuando uno de los guardaespaldas de Nancy apuntó con su pistola a Dante

Montaño. La delegada se escabulló en tanto la muchedumbre y el mismo presidente municipal de Santa Lucía capturaban al “guarura” con todo y su arma. REACCIÓN VIRULENTA

Ante la brutalidad tuvo que intervenir el Secretario General del Gobierno, Francisco García López para avenir tanto al edil Dante Montaño como a Nancy Ortiz. Convinieron reprogramar la vacunación y los inconformes de Santa Lucía desbloquearon la carretera

En las primeras horas de la noche del miércoles pasado Dante Montaño presidente municipal de Santa Lucía del Camino, acusó que la delegada de los programas Bienestar “se burló” del pueblo de Santa Lucía y que fue ella la que suspendió la vacunación por motivos políticos.

EMPIEZAN LAS PURGAS

Todo indica que el senador Salomón Jara le está cobrando a Dante Montaño su infidelidad al entregarse a los intereses del “Carasucia” Benjamín Robles.

La purga entre Lopezobradoristas se inició con un comunicado del alcalde de Santa Lucía. Se le fue a la yugular a Nancy Ortiz Benítez. La acusa de maniobras políticas para dejar a su municipio sin vacunación a pesar de que ya estaba todo dispuesto, los vecinos estaban organizados y los ancianos formados desde la noche anterior. El edil dijo a sus gobernados: “…lamento informarles que la Secretaría de Bienestar nos ha cancelado el proceso de vacunación programado para mañana”. La dirigente de la colonia Antiguo Aeropuerto secundó al presidente municipal. “Exijo a Nancy Ortiz -dijo- una explicación por la burla que nos hizo al suspender la vacunación que no es una dadiva, nos es justo que niegue al pueblo lo que por derecho nos corresponde”.

MEZQUINDADES

Aunque en algunos municipios la gente aguantó sumisamente la violación de sus derechos humanos por los llamados “servidores de la nación (serviles les llama el pueblo) que les negaron la vacuna después de dormir en la calle y hacer largas filas bajo el inclemente sol, en otros lugares reclamaron airadamente por mezquindades como estas:

1.- La subdelegada de Bienestar Aida Valencia anda ofreciendo el biológico para los choferes de sus flotillas de camionetas en Loxicha y sus amigos jóvenes. “¿Ya se vacunaron?” les pregunta en sus redes sociales.

2.- Aunque en Oaxaca ya pasamos de tres mil muertos por la Pandemia y se han infectado 42 mil, los médicos y enfermeras que atienden en los hospitales públicos a los enfermos de Covitt, no han recibido la vacuna. Por tratarse de un tratamiento de vida o muerte, el Sindicato de Salud ya advirtió: O vacunan a todos los trabajadores que están en la línea de fuego o hay huelga general. Sería el caos, pero a la indolente Nancy Ortiz nada la mueve.

3.- El desorden brutal en la campaña de vacunación ha rebasado los límites de tolerancia. Los “serviles de la nación” solo andan recogiendo copias de la credencial del INE mientras los vacunadores y ancianos soportan burocracia, desorden y burlas. Anuncian vacunas a las 7 de la mañana y llegan hasta el mediodía. A esa hora descongelan el biológico y parecen gozar las largas esperas de los viejitos.