EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
65

Ante las nuevas expectativas en torno a los dos precandidatos del Morena al gobierno de Oaxaca, el que queda muy mal parado -¡otra vez!- es el Tribunal Estatal Electoral por este que es uno más de sus desatinos

Todo apuntaba a que Salomón Jara había saltado el escollo del Tribunal Estatal Electoral con los amarres que él mismo hizo con toda oportunidad en esa instancia, pero con el dictamen del TEPJF dado a conocer ayer por la señora Harp, las cosas han cambiado.

Para frenar -no acabar-  los litigios de la senadora Harp, recurrieron a la magistral estrategia de remitir la impugnación que originalmente presentaron ante Tribunal Federal Electoral al Estatal Electoral que preside la magistrada Elizbeth Bautista Velasco. Sabían que los compromisos de esta abogada con el partido Morena, la llevaría a buscar vericuetos de la ley que beneficiaran a Salomón Jara y así lo hizo. El resolutivo del TEE no podía ser de otra manera: dio la razón a Jara, pero ahora el Tribunal Federal le pide al TEEO revocar tal sentencia y “emitir una nueva resolución con perspectiva de género”.

El Pleno del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca, por mayoría de votos, confirmó la resolución de fecha 7 de enero de 2022, dictada por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido político Morena, mediante la cual se sobreseyó el recurso de queja presentado por Susana Harp Iturribarría, por la designación de Salomón Jara Cruz como Coordinador de Comités para la Defensa de la Cuarta Transformación en el Estado de Oaxaca, y avaló la resolución en favor de este último.

Compartir
Artículo anterior RESUCITAN A SUSANA
Artículo siguientePadres de niños que murieron de cáncer en Oaxaca protestan en Palacio Nacional
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.