EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
346

No bien terminaban su llamado “a los diferentes servidores públicos del Estado para que dejen de intervenir en el libre desarrollo de nuestros procesos electorales malversando recursos y pactando deliberadamente con sectores universitarios la designación de un Rector o Rectora, del Estado autoritario ya que no representa los intereses de la comunidad universitaria”, cuando catorce oficiosos diputados adictos al precandidato a gobernador Salomón Jara y al convicto Eduardo Martínez Helmes,  se unieron al griterío. Vean lo que dicen:

La autonomía que le reconoce expresamente la ley a la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, en los últimos meses, se ha visto amenazada por el Gobierno de Oaxaca, que ha tratado de imponer el nombramiento de un nuevo Rector, violentando tajantemente su Ley Orgánica.   

“Esto se da luego de que un Juez vinculó a proceso al ex Rector Eduardo Martínez Helmes por defraudación fiscal que, con evidentes inconsistencias dentro de su proceso, pasó de prisión preventiva a prisión domiciliaria; relacionado con este hecho, se ha denunciado públicamente el acuerdo político, de operar la mayoría en el consejo universitario que garantice entregar al PRI-Gobierno el mando universitario, trabajo que se hace coordinadamente entre el Gobierno del Estado, el ex Rector y el candidato que quieren imponer como nuevo Rector”.

¿No que fuera mano negra de la Universidad?

Compartir
Artículo anterior MANOSEO RIDÍCULO
Artículo siguienteLA AMISTAD Y POR CONSECUENCIA LOS AMIGOS (III)
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.