EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
165

Es tal el canibalismo al interior del Morena que un verdadero cardumen de pirañas empieza a querer quitarle un trozo de poder al “hombre fuerte” Salomón Jara Cruz. Su propio sobrino y dirigente estatal de este partido Sesúl Bolaños ha empezado a medir fuerzas con el tío. Por propia iniciativa pone en oferta candidaturas, sobre todo para presidencias municipales. El sobrino sabe bien lo redituable que resulta apadrinar al que llegue a una alcaldía. Tiene asegurado durante tres años un buen porcentaje del presupuesto.

Eso lo aprendió el senador Salomón Jara y le ha redituado bien, aunque a últimas fechas le han brincado algunos problemas. Mantiene el control de muchos presidentes municipales, sobre todo del Istmo, pero algunos se le han salido de control. Es el caso de los ediles de Salina Cruz, Juchitán, Tehuantepec y últimamente la de Huajuapan de León. La señora Juana Cruz, según las investigaciones, intenta disfrazar como “hackeo” la depredación de 14.8 millones de pesos de las arcas municipales. Imposible que esa alcaldesa pueda sortear las investigaciones pues todos los indicios señalan que se trata un atraco bien planeado.

De todas maneras, las ofertas siguen. En Los municipios conurbados de Santa Lucía del Camino y Xoxocotlán que son tan redituables como el de Oaxaca de Juárez, ya los vendió, digo decidió Salomón Jara. Este senador ha dicho que, por sus pistolas, no repite el borrachín Oswaldo. Sin embargo, el dirigente nacional del Morena, Mario Delgado ya dio luz verde para que siga en la terna de precandidatos cuyo final decidirán por dedazo digo por consulta pública. Es tan fructífera la presidencia municipal de Oaxaca que Juárez que ¿saben cuántos del Morena se apuntaron? Casi 20.

De esos solo quedan Jesús Romero, el mero mero; Francisco Martínez Neri que suspiraba por una curul federal; Alfonso Silva Romo y Oswaldo. Hagan sus apuestas.