EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
115

El libro “La Familia Real” no lo dice, pero de buena fuente me dicen que don Abraham Martínez Alavés, al convencerse de la gran corrupción que prohijaba su hijo Eduardo como Rector y luego como dominador de la vida universitaria, se convenció de que tenía que hacer frente a la justicia. Continuando hoy con las citas del citado texto, comparto otros datos:

“Al terminar su periodo como Rector, Abraham Martínez Alavés se mantiene en la vida política universitaria como líder sindical. Empieza a promover a su hijo Eduardo El Chapito quien era catedrático de la Facultad de Derecho.

“Martínez Helmes estuvo en dos periodos consecutivos como Secretario Particular, con Francisco Martínez Neri y luego con “El Pingüino” Rafael Torres Valdez, ésta fue toda su carrera universitaria dentro de la   administración central y de ahí saltó a la Rectoría.

“El secreto de este ascenso vertiginoso fue el control de la estructura política de la Universidad, el control de grupos porriles, el clientelismo electoral así como la creación del SUMA (Sindicato Único de Maestros y Académicos) que surgió como copia del STAUO y del control que tenía Nahúm Carreño Vásquez sucedido por su viuda Leticia Mendoza Toro.

“El problema del porrismo ya lo venía arrastrando la Universidad. Al ex rector Marco Antonio Niño de Rivera le costó el exilio ordenado por la propia Secretaria de Gobernación, precisamente porque la violencia ya era incontrolable. El gobierno logró acotar este fenómeno, pero resurgió con mayor agresividad con otros liderazgos como el de los Martínez. El Chapo mayor usó precisamente el porrismo para hacer Rector a su hijo Eduardo, el control administrativo de la Universidad y, especialmente, la manipulación del voto con el apoyo de unos sectores del PRI.

“Una vez instalado en la Rectoría, el Chapito se blinda con un gran número de porros. Se fomenta la violencia mientras la academia comienza a sufrir serios golpes.

“La enseñanza parecía recuperarse con la llegada del rector Francisco Martínez Neri, pero después viene Rafael Torres Valdez y comienza el descenso de la docencia e investigación. Los indicadores de las ANUIES ubican a la UABJO como el colero en avance académico mientras crece la nueva realidad política y económica de Martínez Helmes”. (Continuamos).

Compartir
Artículo anterior¡Quela ratifiquen!
Artículo siguienteSE ACCIDENTA AUTOBÚS QUE TRASLADABA A UNA BANDA DE MÚSICOS EN LA ZONA MIXE. VARIOS HERIDOS
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.