EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
150

Si algo trascendente quiere dejar la Secretaria de Cultura, Adriana Cecilia Aguilar, debe actuar con la convicción de que “la cultura une mientras la política divide”.

Debe olvidar la politiquería y defender a los más de 90 maestros despedidos a pesar de que son la esencia de la Casa de la Cultura, a punto de desaparecer. Sin maestros de educación artística esta institución no tiene razón de ser. Es decir, se esfumará y con ello los valores que inculcan a través de las bellas artes.

Aunque diga que esta institución no depende de la Secretaría de Cultura, sería un gran error que se desentendiera de algo tan elemental para una sociedad que día con día pierde valores. 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorVIL COPIA
Artículo siguienteURBANEROS, SE IBAN A “DESGREÑAR” POR LA DISPUTA DEL PASAJE
FELIPE SÁNCHEZ JIMÉNEZ
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta