EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
314

EL SALTO DEL CHAPULÍN

Tramposo como su hermano el demonio de Tasmania, el líder del (peor) Congreso local, Horacio Sosa Villavicencio, ha metido al Poder Ejecutivo en un dilema.

La Sala Xalapa del Tribunal Federal Electoral, ordenó al Ejecutivo instalar “de inmediato” el Consejo Municipal de San Antonio de la Cal, cuestión a la que se negaba Horacio Sosa alegando que el Poder Ejecutivo no le envió oportunamente la propuesta. Con esta sentencia judicial deben cumplir para no caer en desacato.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorPRIMER EDIL A TRIBUNALES
Artículo siguienteLA ATMÓSFERA ESTÁ DE LUTO
FELIPE SÁNCHEZ JIMÉNEZ
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta