EL SINO DE SUSANA

0
446

Por Felipe Sánchez     

-Escaparate Político

Dicen que no hay polític@ sin suerte. Lo vemos en la fortuna de la senadora Susana Harp y su necia disputa por la candidatura al gobierno de Oaxaca. Antes que resultados de las diligencias que realizan sus abogados, le llegó de rebote un gran beneficio legal derivado de la impugnación que hizo la indígena náhuatl Martha Hernández.

Se inconformó porque en su estado natal, Hidalgo, por ser mujer indígena no aceptan su registro como candidata a gobernadora. Impugnó actos que atribuye tanto al CEN de Morena como a la Comisión de Elecciones de dicho instituto político. Cita que “la convocatoria emitida por Morena no contempla el criterio de paridad y alternancia de género en las candidaturas a las gubernaturas de los estados de Oaxaca e Hidalgo”.

Por este motivo el Tribunal Federal Electoral le da la razón con el siguiente acuerdo:

“…Así mismo también pretende (este acuerdo) que dicho órgano (INE) se pronuncie sobre la necesidad de establecer criterios de alternancia de género en la postulación de candidaturas en aquellos estados en los que no ha existido alternancia de genero para las gubernaturas”

“Remitir al consejo general de INE la solicitud de la actora relacionada con la implementación de medidas afirmativas para las personas con alguna discapacidad, para las personas pertenecientes a una comunidad indígena y para personas de la diversidad sexual, en la postulación de candidaturas a las gubernaturas en los procesos electorales locales”

El acuerdo judicial dice: “se debe remitir la demanda a la comisión de justicia (del partido Morena) para que en un plazo de 5 días a partir de la notificación (13-I-2022) de acuerdo y, en plenitud de atribuciones, determine lo que el derecho proceda al respecto a los agravios de la actora en los que combate diversos actos de CEN de Morena y la comisión de elecciones de dicho instituto político”.

El acuerdo SUP-JDC-8/2022 del magistrado ponente Felipe de la Mata Pizaña, recapitula que “el INE no ha implementado acciones afirmativas para personas con alguna discapacidad, para personas pertenecientes a una comunidad indígena y para personas de a diversidad sexual en la postulación de candidaturas a las gubernaturas”.

En este sentido, solicita “que el Consejo General del INE emita un acuerdo en el que se establezcan criterios de alternancia y paridad de género en la postulación de candidaturas de aquellos estados en los que no ha existido alternancia de género en las gubernaturas”.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

El libro “La Familia Real” no lo dice, pero de buena fuente me dicen que don Abraham Martínez Alavés, al convencerse de la gran corrupción que prohijaba su hijo Eduardo como Rector y luego como dominador de la vida universitaria, se convenció de que tenía que hacer frente a la justicia. Continuando hoy con las citas del citado texto, comparto otros datos:

“Al terminar su periodo como Rector, Abraham Martínez Alavés se mantiene en la vida política universitaria como líder sindical. Empieza a promover a su hijo Eduardo El Chapito quien era catedrático de la Facultad de Derecho.

“Martínez Helmes estuvo en dos periodos consecutivos como Secretario Particular, con Francisco Martínez Neri y luego con “El Pingüino” Rafael Torres Valdez, ésta fue toda su carrera universitaria dentro de la   administración central y de ahí saltó a la Rectoría.

“El secreto de este ascenso vertiginoso fue el control de la estructura política de la Universidad, el control de grupos porriles, el clientelismo electoral así como la creación del SUMA (Sindicato Único de Maestros y Académicos) que surgió como copia del STAUO y del control que tenía Nahúm Carreño Vásquez sucedido por su viuda Leticia Mendoza Toro.

“El problema del porrismo ya lo venía arrastrando la Universidad. Al ex rector Marco Antonio Niño de Rivera le costó el exilio ordenado por la propia Secretaria de Gobernación, precisamente porque la violencia ya era incontrolable. El gobierno logró acotar este fenómeno, pero resurgió con mayor agresividad con otros liderazgos como el de los Martínez. El Chapo mayor usó precisamente el porrismo para hacer Rector a su hijo Eduardo, el control administrativo de la Universidad y, especialmente, la manipulación del voto con el apoyo de unos sectores del PRI.

“Una vez instalado en la Rectoría, el Chapito se blinda con un gran número de porros. Se fomenta la violencia mientras la academia comienza a sufrir serios golpes.

“La enseñanza parecía recuperarse con la llegada del rector Francisco Martínez Neri, pero después viene Rafael Torres Valdez y comienza el descenso de la docencia e investigación. Los indicadores de las ANUIES ubican a la UABJO como el colero en avance académico mientras crece la nueva realidad política y económica de Martínez Helmes”. (Continuamos).