ELECCIONES

0
189

POR FELIPE SÁNCHEZ CRUZ 

ESCAPARATE POLÍTICO

MARTES 25 DE OCTUBRE 2022

EN DONDE no cesa la huella y control de FLAVIO SOSA sobre el municipio es en San Raymundo Jalpan. Hasta el primer intento de elecciones fue boicoteado a través de sus esbirros.

ME ASEGURAN que, al presidente municipal, OLEGARIO LUIS BENÍTEZ, no le pareció que en el proceso electoral de la semana pasada (16 de octubre) el triunfo se estuviera poniendo del lado de PABLO MENDOZA, más cuando éste promovió ante los votantes la idea de denunciar a OLEGARIO LUIS, ante las muchas anomalías que hay en su administración municipal. Qué mejor muestra de esto que, la escasez de obra pública,  hubo desatención  en las oficinas municipales durante su período, razones por las que, las necesidades de la población NO tuvieron eco.

MENDOZA prometió hacer una revisión exhaustiva para saber qué fin tuvo el presupuesto que ejerció OLEGARIO a lo largo de su cargo. Por eso, la semana pasada, cuando los resultados electorales no eran favorables a éste, FLORENTINO NAVA, alias  «El Sarrrudo», boicoteó el proceso electoral, en ese municipio regido bajo Sistemas Normativos Indígenas.  Me aseguran que hubo denuncias por estos hechos. 

CUANDO OLEGARIO LUIS perdió ante MARIANO MENDOZA en el período 2017-2019, el primero se dedicó a desestabilizar el municipio, azuzado por el incendiario FLAVIO SOSA a qué grado lo “asesoró” que, lo llevó a ganar la presidencia municipal para el período 2020-2022. Ahora que termina, quiere seguir manejando el gobierno municipal a través de LUIS MÉNDEZ TOMÁS, quien iba perdiendo durante las elecciones de la semana pasada, razón por la que las boicotearon. EL Sarrudo inició el descontrol de las elecciones, mientras una mujer se robaba las listas de asistentes e iniciaron las agresiones que se pudieron apreciar en videos que corrieron por las redes sociales.

SEGÚN comentan vecinos de la localidad, los agresores son gente que se mueve a las órdenes del «Demonio de Tasmania» , de quien es sabido, tiene años controlando municipios como San Raymundo Jalpan o San Antonio de la Cal, menos en el suyo, San Bartolo Coyotepec, donde no le permitieron montarse a la presidencia municipal.

FLAVIO SOSA y a OLEGARIO LUIS han sido señalados de desestabilizar, cuando los ediles en turno no se doblegan a sus intereses, como sucedió hace un lustro (en San Raymundo Jalpan en el caso de Mariano Martínez)

LAS ELECCIONES volvieron a tener lugar el pasado domingo, los resultados, aún, no han sido oficializados. 

RETOS

UN GRAN reto significa la pacificación de la zona triqui para el próximo gobernador, SALOMÓN JARA, quien se comprometió a resolverlo.

EL PROBLEMA de los triquis, a decir de los enterados del tema, está peor que los caminos de La Mixteca y de Oaxaca, aseguran que, por eso, el aún gobernador, ALEJANDRO MURAT, decidió hábilmente, dejar el tema en manos del sucesor. Esta pacificación requerirá un gran negociador, la gran pregunta es ¿quién asumirá el reto?

ESPEREMOS que, JARA no salga como en su momento lo hizo el ex presidente, Vicente Fox, que aseguró (en 1999) en 15 minutos resolvía un tema también de pacificación; el de Chiapas.

EL CONTROL de la zona triqui, ha sido peleado por décadas, el área de gran riqueza natural, despertó la codicia de caciques, en los cultivos de café, por ejemplo, hábiles acaparadores fueron haciéndose del control de las cosechas, esto fue generando tanto dinero y poder que, terminó en disputas armadas por el control de la región. Las organizaciones que mueven a los triquis y los confrontan son la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui, (UBISORT), el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) y el Movimiento Indígena por la Unificación y Lucha Independiente (MULTI)

EL CRIMEN organizado también ha tomado su parte de influencia, el gran hermetismo de los triquis y su bandera de autonomía ha ayudado mucho hasta para el cultivo de amapola, el 16 de marzo de 2017 Newsweek México reproducía la siguiente declaración de un comandante de la Octava región militar Alfonso Duarte Mújica: “un grupo del crimen organizado opera en los límites entre los estados de Oaxaca y Guerrero y ha empezado a reclutar a personas de los pueblos indígenas de la región triqui para empezar la siembra de amapola en grandes extensiones, a quienes los grupos criminales ofrecen armas y dinero para proteger los sembradíos”

POR OTRO LADO, La zona ha tenido innumerables asesinatos, secuestros, desplazamiento forzado, principalmente de familias de Tierra Blanca, Copala. 

ESTAS complicaciones –que han hecho imposible de alcanzar la paz¬– ayudaron mucho para que las organizaciones sociales hayan tomado el fenómeno como bandera de lucha, para la exigencia de asistencia social, para el chantaje social, mucho dinero ha corrido en busca de una pacificación que no llega… mañana continúo. 

Twitter: @escaparate_oax

Correo electrónico:  felsan23@prodigy.net.mx