ADIOS AL PRI

0
302

En los municipios que se rigen por el sistema de usos y costumbres se ve también el hartazgo hacia el PRI. San Agustín Loxicha y ahora San Juan Lalana, son ejemplo del fin del partido que durante tantos años mantuvo su hegemonía. Aunque digan que sus autoridades se eligen al margen de los partidos políticos, en la realidad meten las manos, y de qué manera.

        Por eso vemos que en los municipios donde el tricolor pierde, nadie chista, pero donde parece ganar les arrebatan el triunfo por cualquier medio, incluyendo la violencia. Eso pasa en San Dionisio del Mar, San Mateo del Mar y otras comunidades donde las huestes del Morena de la mano con activistas del cartel 22, están decididos a enterrar todo signo priista. Bien por ello, lo delicado es que lo hacen como es su costumbre: con violencia. Esto no abona a la democracia que es la esencia de las comunidades que se rigen por usos y costumbres.

       Ahora que el Morena esta sufriendo el desgaste que causa el ejercicio del poder, hasta en las comunidades indígenas ya diferencian su voto. El efecto Peje ya no arrasa. El fenómeno se vio en los pueblos Huaves donde los priistas se resisten a desaparecer como poder.

POLÍTICOS QUEMADOS

          En contraste, en pueblos como Loxicha, los morenistas se impusieron. Lo mismo pasa en San Juan Lalana donde arrasó el voto anti PRI. Dicen que más que por el PRI la debacle se debe a los abusos de políticos quemados como Alejandro Avilés. El caso de Lalana lo desgranó detalladamente el presidente municipal electo Francisco Pastor Bolaños.

       Dice que el proceso electoral mediante el sistema de usos y costumbres transcurrió en paz y con tranquilidad. Reconoce el trabajo del presidente del consejo municipal electoral Juan Pacheco que “actuó con imparcialidad y apego al sistema normativo interno”.

         Recalca que votaron libremente en ese municipio Chinanteco y que ganó con amplia mayoría pero temen que la intromisión de Avilés pueda ensuciar la elección por algún recurso de revisión que promuevan.

       Informa que su planilla, la guinda, se adjudicó 4838 votos contra el contendiente José Esteban Medina Casanova que solo obtuvo 2450. Este último es impulsado por el PRI y Alejandro Avilés. El edil electo insiste en que con la diferencia de 2388 votos ante su rival “yo creo que no cabe ninguna duda que pueda llevar a alguna impugnación”.

MAÑOSOS

       Alertó sobre las trapacerías que pudieran realizar los operadores del PRI porque detrás del candidato que perdió “hay intereses políticos y económicos muy poderosos”. Temeroso de que enreden el resultado de la elección en San Juan Lalana dijo: “quiero ser muy directo y quiero señalar al diputado local Alejandro Avilés, a su homólogo del PT Saul Cruz Jimenez como los que están promoviendo boicot contra el resultado de la elección”.

Decidido a defender su triunfo, Pastor Bolaños dijo que, aunque es un proceso de usos y costumbres, hubo campaña y los priistas metieron mucho dinero. “El administrador en Santiago Choapam desfalcó a ese municipio para meterle dinero a la campaña en San Juan Lalana”.

       “Los votos me favorecen, pero el perdedor José Esteban Medina Casanova y los que lo manejan son muy mañosos”. José ya fue presidente municipal dos veces, la primera vez lo impuso el entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz. En la segunda ocasión recurrieron a la amenaza y la intimidación contra los votantes y volvió a ganar. “Al dejar la presidencia municipal no rindió cuentas, sin embargo, lo hicieron diputado local por dos años, fue delegado distrital del PRI, fue diputado por el PRI y ahorita lo querían imponer nuevamente para seguir teniendo un gran bastión económico con el presupuesto de mi municipio”.

       Están tan confabulados -insiste el denunciante- que a pesar de la gran corrupción que hubo en su administración hoy intentaron hacerlo nuevamente presidente municipal. “Creo que por ahí le prometieron una secretaría y como no se le pudo dar le prometieron la presidencia municipal de San Juan Lalana, pero sorpresa que se llevaron porque les gané”.

       Dice que “no soy hombres de pleitos”, Yo necesito del apoyo del gobernador y del gobierno federal. A los que yo acuso son a los diputados Alejandro Avilés y Saul Cruz quienes están metiendo las manos en mi municipio. Son los que “quieren boicotearme, quieren chicanearme la elección, pero yo creo  que el Instituto Estatal Electoral no se va a dejar corromper, bueno, es lo que pienso”.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta