ALUD EN EL INPI

0
2046

La toma de oficinas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en la CdMx y distintos puntos del país, así como las constantes denuncias de comunidades del sur sureste contra su director general Adelfo Regino Montes, provocan un gran alud político. Este derrumbamiento está sepultando la posibilidad -si es que la hubo- de que un Mixe alcanzara la silla que, honrosamente, han ocupado otros indígenas como gobernadores de Oaxaca. El más reciente fue Heladio Ramírez López, Mixteco recordado como uno de los mejores mandatarios.

       Es tan colosal el desplome político que el mismo Adelfo Regino, irónicamente, pide que otros indígenas le brinden apoyo mediático para contrarrestar las acusaciones que le hacen indígenas Mixes y de otras étnicas. Es decir, sus propios hermanos de raza lo aborrecen por sus imposturas como voz de los indígenas del país y le dicen: “no representas nuestros intereses”. Piden que ruede la cabeza del titular del INPI. Este clamor crece por las denuncias de corrupción y tráfico de influencias que descubren en esta dependencia.

        Independientemente de los señalamientos que en su contra hacen las indígenas otomíes que, desde la semana pasada, tomaron por asalto las oficinas del INPI, es en Oaxaca donde le hacen acusaciones de corrupción que, por contundentes, necesariamente harán mella en su incipiente carrera política.

                      DINERO PARA LA CAMPAÑA

        Hasta el momento, Adelfo Regino nada ha dicho de los señalamientos contra su hermano Francisco (Paco). Lo acusan de operar al puro estilo PRI. Es decir, anda ofertando concesiones de construcción de caminos a cambio del consabido “moche” del 20 por ciento. Al menos -me dice un informante- no son tan ávaros como los del PRIAN que exigían hasta 40 por ciento.  Lo novedoso de su modus operandi es que las negociaciones las hace en las cantinas de su predilección y, sin mayores preámbulos, entrega copia de su tarjeta de crédito donde pide le depositen el 20 por ciento del costo de la obra que concesiona.

       Los contactos los hace a través de su achichincle de nombre Casto Ramírez que, según dicen, es de Quetzaltepec. Al mismo presidente municipal de este pueblo le dieron una obra de varios millones de pesos sin darle oportunidad de supervisar. Dicen que le piden solamente la firma, ellos imponen a la empresa constructora, a los administradores y a todo personal, lo que les permite manejar totalmente el presupuesto, al margen de las autoridades municipales del pueblo.                          

       Esto es creíble después de leer -gracias a las benditas redes sociales- que autoridades de diversos municipios del distrito de Nochixtlán y Coixtlahuaca de la región Mixteca, denuncian que funcionarios del INPI los extorsionan. Les piden -dicen- “grandes cantidades dinero” bajo el argumento que el programa de caminos rurales para zonas marginadas “fue una gestión y no una promesa de campaña”. 

        El presidente municipal de San Mateo Tlapiltepec, Adalberto García San Pedro, comentó que desde inicio de este año la directora del INPI en Nochixtlán, Luz Irene del Carmen Montes Lara, protegida de Adelfo Regino, les pidió 300 mil pesos que, según esta dama corrupta, le corresponde por la gestión para que ese pueblo fuera beneficiado con el programa de caminos rurales. 

      García San Pedro refirió que el moche iba estar justificado en un cheque por la cantidad mencionada supuestamente por compra de cemento.

       Además de denunciar el hecho a las instancias correspondientes, dijo que han pedido la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador pues otros pueblos han sido extorsionados de la misma manera.

       El síndico de Santiago Tilantongo, Juan Pablo Vicente, dijo que la misma Luz Irene del Carmen Montes Lara, impuso la empresa que vendió la señalética al Comité de Obras, los cuales dijo son de pésima calidad.

        Comentó que en este momento la autoridad municipal de Tlacotepec Plumas perteneciente al distrito de Coixtlahuaca, mantienen retenida maquinaria por la extorsión que les está haciendo la misma funcionaria.

                      TAMBIEN EN CHIMALAPAS  

       Miguel García, representante del Comité Nacional para la Defensa y Conservación de los Chimalapas y de la ONG Maderas del Pueblo, denunció que a pesar de los riesgos para el territorio de las comunidades indígenas y las afectaciones a los recursos naturales que implican los megaproyectos, Adelfo Regino rechaza dialogar con los pueblos inconformes para aclarar algunos puntos sobre megaproyectos como el Tren Transístmico.

       Distraído más en su posibilidad de ser candidato a gobernador, Adelfo Regino anda extraviado en tanto los conflictos escalan a nivel internacional. Mañana continuamos.

 

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta