CAVERNÍCOLAS

0
818

El primer zape lo recibió Salomón Jara por no caminar en la línea presidencial torno a la reforma de la reforma educativa. Ayer, dicha ley volvió a causar estragos al del Congreso local por la manera tan grotesca y antidemocrática en que los diputados del Morena, mayoritearon para aprobarla. sin mayor trámite.

         Solo 30 de los 42 diputados alzaron el dedo apuradamente, sin leer siquiera dicha reforma. El resto, simplemente no se presentó a la sesión. Conocieron la línea pejista de ratificar “sin contratiempos” la reforma desde el día anterior por lo que optaron por la cómoda ausencia. Ni siquiera apostaron al dato histórico que significa votar en contra de una ley que, sin duda, tendrá efectos y resonancias.  

         En la entrada del palacio legislativo, un grupito de alborotadores del cartel 22, protestaron por algo que su líder formal, Eloy López Hernández, había pactado. No podían ir en contra. De pronto, el rijoso “líder” exhibió la mansedumbre que significa no mover a la masa informe dispuesta a “accionar” en cuanto se lo ordenen.  

       Su prisa era convertir al de Oaxaca en el cuarto Congreso en refrendar la reforma y cumplieron.

       Algunos diputados comentan que la bancada morenista tenía que acatar la línea sin la menor equivocación. El senador Salomón Jara que se consideraba el más influyente morenista en Oaxaca y, por lo mismo, encaminado hacia la sucesión gubernamental, quería reivindicarse. Dicen que cuidó todos los movimientos de su marioneta presidenta de la Jucopo. Laura Estrada. Desde la noche del sábado la orden era sesionar en lo oscurito, disparar el “cañonazo” millonario para aquietar al dirigente formal del cartel 22, Eloy López Hernández. Su hermana, la diputada Arcelia desde adentro de la cámara operó para que nadie mencionara el PTEO (plan para la transformación educativa de Oaxaca).

       Estuvo muy alerta Salomón Jara para aliviar el jalón de orejas como consecuencia de no votar en el Senado y que le valió doble reprimenda presidencial, la del presidente AMLO y la del presidente del Senado. El correctivo no se hizo esperar, de inmediato lo bajaron de la Comisión Permanente de la Cámara alta.

                              MADRUGUETE

       Ni en los tiempos del avasallamiento del PRI hubo alineamiento tan draconiano. Hacían lo mismo, pero cuidaban las formas al disfrazar las imposiciones.

       No había de otra. Si alguien conoce la actitud gandalla del cartel 22 son los del Morena. Operaron en sus entrañas y por eso decidieron el madruguete.

        El “accionar” de los diputados morenistas me recuerda el final del poema de Renato Leduc dedicado a los diputados: “bien repleto el bolsillo y la panza y en la boca fruncida, un candado”.  

        Cuando reaccionaron los grupos más rijosos, su líder formal Eloy López ya había pactado. La orden fue “convencerlo” con un cañonazo millonario. Dicen que para persuadirlo también intervino su hermana diputada. El madruguete sorprendió a todas las tribus de la 22 que, en esta ocasión no recibieron tajada del pastel.

       Aún intentaron “accionar” con una movilización a las siete de la noche, pero por ser domingo todo quedó en conato. Se quedaron con la idea de que el Congreso de Oaxaca insertara en la reforma educativa su negocio llamado PTEO. Ni siquiera mencionaron el tema en la sesión en lo oscurito.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorRECHAZAN A URO
Artículo siguienteEL SALTO DEL CHAPULÍN
FELIPE SÁNCHEZ JIMÉNEZ
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta