CONTRADICTORIO

0
473

     Para convencer a los diputados sobre los beneficios de la deuda pública de 3,500 millones de pesos autorizados recientemente, los expertos de la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado explicaron insistentemente el destino de ese dinero y un severo plan de austeridad para que el nuevo préstamo no vaya a terminar en el gasto corriente del gobierno. Me sorprende ahora que, lejos de esa moderación en la nómina gubernamental, el Secretario de Administración Germán Espinoza, concede 10 días de asueto a los burócratas varones por motivo de parto (de su pareja) y esté financiando encerronas en Huatulco con grupos de burócratas como el que encabeza el sempiterno “líder” Joel Castillo.

       Esta generosidad del titular de Administración significa un hecho de auténtico populismo para que algo le agradezcan los chupatintas. Con ellos quieren congraciarse, pero no repara en que hacer caravana con sombrero ajeno puede llevar las finanzas del estado a gastos superfluos

       En mi entrega del pasado día tres, dije que el Secretario de Finanzas del gobierno del estado, Vicente Mendoza explicó detalladamente sobre la reingeniería financiera que permitió reducir la deuda pública y ubicar a Oaxaca entre los parámetros de deuda sostenible con evaluación positiva de las agencias calificadoras.

       Esto no quiere decir, comentó el titular de la Sefin, que Oaxaca este en jauja. La turbulencia financiera global obliga necesariamente al gobierno de Oaxaca, a una política de austeridad severa.

VENDERÁN EL AVIÓN

        El compromiso con el Poder Legislativo es no usar el nuevo crédito para gasto corriente. Sería muy peligroso hacerlo por los compromisos sellados, no solo con el Congreso, sino con las instancias técnicas de la SHCP que, al notar indisciplina financiera, de inmediato, aplicaría sanciones y prenderían luces preventivas.

       Recalcó Vicente Mendoza que Oaxaca no puede volver a caer en el endeudamiento irresponsable como lo hizo la administración pasada que infló la nómina de la burocracia hasta en un 40 por ciento.  (¿recuerdan que la ratota motejada chachalaco, hasta rentaba avión para reuniones de los chupatintas en las playas?). Por el contrario, pronto el gobierno anunciará un severo plan de austeridad. Pondrá a la venta el avión del gobernador Murat, habrá adelgazamiento del aparato gubernamental, se congelarán todas las plazas vacantes de la burocracia, no más pagos a discreción de celulares ni seguros médicos y se cancelarán hasta los contratos por honorarios. “La fiesta del confeti se acabó”.

       Con estos argumentos el responsable de las finanzas del estado cabildeó intensamente y convenció a los diputados sensatos que, finalmente, aprobaron la nueva deuda. Sorprende ahora que el Secretario de Administración envíe mensaje en sentido contrario.

       Dadivoso, empujó la autorización (El Imparcial 14-oct-09) “para que ambos padres compartan actividades durante el nacimiento de los hijos, los empleados del gobierno del estado tienen derecho a cinco días de licencia de paternidad, pero en caso de que el recién nacido requiere más atención, el padre podrá tomarse otros cinco días de asueto”. Esto no significa austeridad, por el contrario, parece que el gobierno está en jauja.

       El anuncio significa un mensaje contradictorio de Germán Espinoza quien parece  no estár de acuerdo en que “la fiesta del confeti se acabó”.

CONFABULACIONES

       El mes pasado el sempiterno “líder” de burócratas  Joel Castillo reunió a medio centenar de sus adictos en las paradisiacas playas de Huatulco ¿Quién pagó? Seguramente el dadivoso Germán.

       Además del reventón, dijeron que era para discutir la “reforma estatutaria” con miras a la elección de la nueva directiva. Aunque esto será hasta el próximo año, la ambición ya los mueve. Bueno eso de que todos se mueven es un decir porque solo asistieron dos delegados sindicales. Muchos de los allí reunidos son aviadores como Adán López Cruz, el propio Joel Castillo, Víctor Bustamante, entre otros.

       Ser dirigente sindical de los burócratas y estar confabulado con los sucesivos Secretarios de Administración, significa grandes negocios con el otorgamiento de bases, niveles, regularizaciones y comisiones, pero lo más jugoso son las cuotas sindicales que pasan de 15 millones de pesos anuales. Si al pasado Secretario motejado “Chachalaco” Alberto Vargas Varela, le tomaron la medida desde el momento en que se unió a la “venta nocturna” de plazas de base, parece que buscan hacer lo mismo con el actual Secretario. Cuestión de buscar de donde sale el financiamiento para las adelantadas reuniones de Joel Castillo quien hasta candidato ya tiene para la dirigencia sindical. Apuntan a un tal José Arturo Sánchez Díaz. A ver si en estos juegos adelantados no sale chamuscado el que fue director del COBAO.

 

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta