DISPUTAS EN MORENA

0
445

Un militante del Morena me comenta que las profundas divergencias del partido Morena que se manifiestan entre sus diputados del Congreso local, pueden ser el punto de quiebre que decepcionaría, no solo al presidente López Obrador, sino a todos los militantes que están convencidos que su partido está siendo traicionado en sus ideales.

       Los más reacios a sujetarse a los lineamientos en el ejercicio del poder, como la honestidad y la congruencia, son dos de los tres grupos dominantes. En primer lugar, esta el del senador Salomón Jara cuyo control disputan los del “grupo de los diez” que lidera el diputado Ericel Gómez. Fuera del ámbito legislativo mide fuerzas otro clan, el que encabeza Adelfo Regino Montes. La llamada super delegada Nancy Ortiz y sus adeptos, que son los menos, dicen que se sienten agobiados por tantos embates de las diversas organizaciones morenistas. Están convencidos de que sus enemigos están en su propio partido.

EMBISTE EL DEMONIO

       Con Salomón Jara se aglutinan los grupos más rijosos de lo que queda de la APPO que comanda, entre otros, el incendiario Flavio Sosa quien considera insuficiente las cuotas de poder recibidas, como la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor. En este momento, ha provocado un serio problema laboral al ordenar a la delegada que es su pareja, María de Lourdes Santiago Cruz, despedir a viejos empleados para dejar espacios de trabajo a militantes de la APPO que, con el triunfo de AMLO, reclaman cuotas de poder.

       Ayer, sin causa justificada, la delegada cesó a Alejandro y a Agustín, dos empleados con más de 20 años de antigüedad.

NADA LOS DETIENE

       Formados en la movilización callejera, en la pedagogía de la agresión y la incultura del agandalle, muchos milicianos de la APPO que escalaron al poder con el efecto Peje, no entienden que este gobierno “es diferente”. A eso obedecen sus prácticas más deleznables, peores que la de gobiernos anteriores.

       No toman con seriedad las advertencias del mismo López Obrador que, ante el comportamiento de muchos de sus partidarios en el poder, dijo que si Morena traicionaba sus ideales él se iría del partido. No fue el único, la presidenta Yeidckol Polevnscky declaró que ella también lo abandonaría si sus ideales seguían siendo vulnerados. Una señal inequívoca de que las disputas internas pueden llevar al Morena a su disolución.

        Las reyertas adelantadas que estamos viendo por la dirigencia estatal del Morena, confirman que este partido ha derivado en grupos demasiados ambiciosos de reparto vulgar del poder y de las posiciones electorales.

       Lo estamos viendo en este momento previo a la renovación de los comités nacional, estatal y municipal. Qué manera de exhibir en las redes las miserias humanas de los aspirantes a ocupar algunas de esas posiciones. Hacer escarnio del ex diputado Jesús Romero “Charbelín” de manera tan ramplona, es de cavernarios.

       En la grotesca campaña morenista para ver quien descalifica más a quien, los aspirantes tienen miedo de asomar la cabeza ante el próximo proceso de renovación de dirigentes estatales y municipales en Oaxaca.

RECORDAR A TOLEDO

         Concluidos los funerales, poco se menciona y menos se sigue escribiendo sobre Francisco Toledo, el más grande de los artistas plásticos contemporáneos que ha dado Oaxaca.

       Para mantener su recuerdo, el político oaxaqueño y hoy incursionando en la diplomacia, Raúl Bolaños Cacho Guzmán, tuvo una idea acertada

       En el consulado de Sao Paulo, Brasil, donde está acreditado, abrió al público un libro de condolencias en memoria del juchiteco filántropo y artista universal Francisco Toledo.

Bolaños fue presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado donde coadyuvó a la labor cultural de Toledo. Recordó, por ejemplo, que el artista apoyó la propuesta, junto con la Directora de la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa y presidenta de la Fundación “Alfredo Harp Helú”,  María Isabel Grañén Porrúa, para que la UNESCO inscribiera en el registro Memoria del Mundo de México a la Colección de Expedientes en lenguas indígenas de Teposcolula y Villa Alta (1570-1816) que se conserva en el Archivo Histórico del Poder Judicial de Oaxaca.

  Juntos lograron la primera y segunda edición del libro “Los Documentos de San Francisco Cajonos” que resultan de gran valor histórico, han quedado plasmados con la participación del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) y del Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo. La obra da a conocer el proceso judicial que se abrió tras el asalto al convento de San Francisco Cajonos y el posterior asesinato multitudinario de los indígenas zapotecas, Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles, ocurrido en septiembre de 1700, luego de que éstos denunciaran ante los españoles un acto de idolatría realizado por sus propios paisanos.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorLegalización FasTrak del aborto en Oaxaca
Artículo siguienteMÉXICO-CHINA Y SUS TRANSFORMACIONES II
FELIPE SÁNCHEZ JIMÉNEZ
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta