ENERGÍAS RENOVABLES

0
317

En la reciente comparecencia de la Secretaria de Energía Rocío Nahle en el Senado de la República, la mayoría Morenista se dedicó a aplaudir y a lisonjear, la minoría del PRI-AN sacó lo mejor de su crítica destructiva. Es la praxis política de hoy. Por ello resulta interesante la postura del senador oaxaqueño Raúl Bolaños Cacho Cue, al cuestionar, en nombre del PVEM, con dureza, pero con argumentos sobre lo que considera políticas equivocadas.

      

       Dijo a la Secretaria que, de acuerdo con el inventario nacional de energías limpias, nuestro país tiene un gran potencial desaprovechado de energías renovables, particularmente la solar que sólo se utiliza en un diez por ciento del potencial probado.

       Sabedor de que en la zona ístmica de Oaxaca, unas 28 empresas extranjeras han invertido unos 6,300 millones de dólares en la instalación de parques eólicos, y el colapso económico que resienten en este momento con las nuevas políticas del gobierno federal en materia energética, Bolaños Cacho Cué cuestionó a la Secretaria de Estado. 

        “Es necesario -le pidió- redoblar esfuerzos para impulsar la generación de electricidad con energías limpias y renovables a fin de cumplir con las metas marcadas en la ley de transición energética y con los compromisos internacionales suscritos por México en materia de cambio climático”.

Fustigó el hecho de que en los últimos meses las autoridades del sector energético hayan emitido varios instrumentos regulatorios que “son contrarios al crecimiento de las energías renovables”. Mencionó lo que considera los yerros más relevantes como “la cancelación de subastas de largo plazo ocurrida en enero de 2019;  la nueva política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad del sistema eléctrico nacional emitida en mayo de 2020; las nuevas tarifas de transmisión para contratos legados aprobadas en junio de 2020”.

Estos instrumentos -siguió diciendo desde la tribuna- “constituyen obstáculos importantes para el desarrollo de las energías renovables en nuestro país (sobre todo en Oaxaca) limitando la inversión, la construcción y operación de las centrales fotovoltaicas y eólicas”.

Pidió a Roció Nahle revisar la nueva política energética que genera la oposición de diversos inversionistas dedicados a la generación de energías renovables; de organizaciones civiles como Greenpeace México y el Centro Mexicano de Desarrollo Ambiental.

Con la firmeza de advertir los riesgos que implican los procedimientos erróneos, el senador Tuxtepecano recordó a la señora Nahle que las nuevas políticas causan incertidumbre entre  los inversionistas que han presentado amparos en contra de estos instrumentos logrando tener varias suspensiones provisionales y hasta definitivas, incluso el pasado 22 de octubre -explicó-  legisladores norteamericanos enviaron una carta al presidente Trump en la que manifiestan su preocupación ante el cambio de las políticas públicas energéticas que impulsa nuestro país.

                       CONTAMINANTES                     

Firme en su objeción, Bolaños Cacho discutió a la Secretaria Nahle: “pareciera que hay una preferencia por generación de energía termoeléctrica con combustóleo que es muy contaminante, en vez de energías limpias”.

“Entendemos que a través de la refinación queremos generar gasolina y otros combustibles, pero también eso trae consigo la generación de combustóleo que se termina quemando en las calderas de las CFE”.

Cuestionó ¿de qué manera o qué estrategia tiene planeada la Secretaría de Energía para no seguir utilizando esa energía sucia?

Al advertir sobre el riesgo del uso de energías sucias, le hizo ver la aberración de seguir utilizando elementos contaminantes. Recriminó: “¿porque tanta insistencia en continuar impulsando combustibles fósiles si todos los países están descontinuando su uso de manera gradual?”.

       Otro de los puntos neurálgicos que tocó el senador oaxaqueño fue la desconfianza que generan tales políticas entre los inversionistas nacionales y extranjeros. Pidió informar “de qué manera se va a dar certidumbre a las inversiones nacionales y extranjeras en el sector energético afectadas por esta nueva política y qué medidas implementará la Secretaría de Energía para alcanzar la meta de 30% de energías limpias para 2021 establecida en la Ley de Transición Energética”.

                               INCERTIDUMBRE

       La intervención del legislador oriundo de Tuxtepec en la tribuna del Senado causó expectación. Además de que dio pauta para la discusión histórica, profunda, genera algunas esperanzas entre los oaxaqueños del Istmo de Tehuantepec donde esas “políticas erróneas” que mencionó Bolaños Cacho, generan incertidumbre. Para empezar los parques eólicos están semi paralizados y las nuevas inversiones que estaban anunciadas dejan en la orfandad a cerca de mil familias de Santo Domingo Ingenio y Unión Hidalgo que ya esperaban cobrar por sus tierras arrendadas para lainstalación de más eólicas.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta