IMPASSE EN LA UABJO

0
487

Uno de mis espontáneos corresponsales me dice que

la pugna por el control de la Universidad “Benito Juárez” se divide en dos corrientes: Los demócratas que quieren una institución en los mejores niveles de escolaridad a nivel nacional e internacional, y los mezquinos que van sistemáticamente contra la superación académica, que sólo buscan beneficio personal y de grupo.

Esto es lo que sucede en este momento en la UABJO donde la Pandemia abrió un impasse que mantiene a los grupos atentos a la sucesión del Rector., pero no dejan su activismo. A eso se debe la amenaza de dos huelgas laborales, la del STAUO y la del STEUABJO. La primera podría estallar el domingo 21 y el 23 el otro sindicato también desplegaría sus banderas rojinegras.

Ante plazos tan perentorios podríamos decir que la Universidad está ante una severa crisis. Así parece, pero me dicen que la civilidad política mueve a los dirigentes de dos de los sindicatos más importantes, STAUO y STEUABJO. Han pactado una prórroga para pedirle al Consejo Universitario y al Rector Eduardo Bautista reencaucen la ruta para el relevo en la Rectoría y después retomar los temas de la huelga. 

Como muy pocas veces, se vislumbran visos de cordura entre dos de los grupos de poder con más influencia al interior de la Universidad. Esto permitirá -dicen- una sucesión sin sobresaltos.

¿Y EL CANDIDATO?

Cuando el notario Gilberto Gamboa fue destapado como candidato a diputado del PRI los universitarios lo dieron por descartado en la carrera por la sucesión rectoral ¿y entonces quién? se preguntaron.

Antes de que arreciaran los embates de la Pandemia y la UABJO entrara al impasse, sonaban muchos nombres para competir por la Rectoría, pero como casi todos estaban ligados a las corruptelas de Los Chapos, La Loba, Silviano, entre otros, empezaron a ser descartados. Muchos, de plano tocaron retirada cuando autoridades federales y estatales empezaron a desempolvar los archivos de los multimillonarios desvíos de los exrectores.

Sonaban también nombres como el de Manuel Velasco Alcántara, pero este también está descartado.Tiene algunos obstáculos que difícilmente podría sortear para que lo aceptara la comunidad universitaria. Es egresado de una Universidad privada y no es maestro titular en la UABJO. Actualmente es magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa. Por ser el presidente su cargo es a propuesta del Ejecutivo que tiene que ratificar el Congreso. En caso de renuncia tiene que apegarse al mismo procedimiento que es una ruta burocrática muy complicada.

Al final de los descartes el nombre que pervive es el del fiscalista Cristian Carreño un maestro de la Facultad de Contaduría con ascendencia sindical a quien se le ha visto tendiendo puentes entre los diversos grupos al interior de la UABJO. 

ACELERAN LA SUCESIÓN  

Entre los desafíos por la Rectoría hay de todo. La lucha política encarnizada, la guerra sucia pero también la competencia política reflexiva. Es lo que los universitarios ven en el pacto STAUO-STEUABJO.

En medio de este escenario me dicen que los grupos han avanzado en los cabildeos y en el seno del Consejo Universitario coinciden en la necesidad de que pronto convoquen a la elección. Así lo avizoran para que, antes que el estallamiento de las huelgas sindicales surja el nuevo Rector.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

Dicen que mañana viene a Oaxaca Mario Delgado el vapuleado dirigente nacional del partido Morena.

Viene a afinar la lista de los candidatos y a observar la manera tan grotesca en que practican el canibalismo las tribus que aquí se dividen en media docena de grandes bloques. Todos contra todos.

Después del nocaut que recibió en el reparto de las candidaturas para las delegaciones de la CdMx y del papel tan deleznable que desempeña al sostener a candidatos impresentables como Félix Salgado Macedonio, en Guerrero, Mario Delgado llega muy debilitado a Oaxaca.

En la definición de candidaturas de Morena para las alcaldías en la capital del país, el grupo del Señor de las Ligas, René Bejarano, se agandalló con cinco posiciones. Claudia Sheinbaum se adjudicó siete y las cuatro restantes fueron para Ebrard, Batres, Julio Cesar Moreno y Fernando Aboitiz. Para Mario Delgado y Ricardo Monreal, nada.

Esto lo saben muy bien los carroñeros del Comuna de Flavio Sosa y Salomón Jara que se aprestan a llevar a su líder nacional a uno de sus feudos: San Antonio de la Cal. No se lo vayan a engullir.   

Compartir
Artículo anteriorEL COLMO, POLICÍAS DEL EDIL OSWALDO GARCIA ROBABAN EN LA CENTRAL DE ABASTOS. DETENIDOS
Artículo siguienteLA MUJER, LA VIDA Y MARTE
FELIPE SÁNCHEZ JIMÉNEZ
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.