NADA LOS INHIBE

0
386

Los universitarios de buena ley lamentan el triste rumbo al que los grupos de interés están llevando a la Universidad Benito Juárez de Oaxaca. Se oponen terminantemente a su rescate.

       El madruguete que dieron “La Loba” y “Los Chapos” al imponer, contra todas las normas, una Comisión Electoral creada entre las prohibiciones de la pandemia del Coronavirus, no augura nada bueno. Al contrario, deja mensaje muy funesto el hecho de ver juntos, nuevamente, a los grupos caciquiles en el manipuleo de la elección. Está claro que sus intereses seguirán prevaleciendo.

       El nombramiento de Porfirio Hernández como presidente de la Comisión Electoral deja ver con toda claridad la mano del ex rector Abraham Martínez y su hijo Eduardo Martínez Helmes. Aunque Porfirio forjó su trayectoria porril al lado del Jefe Villa (Jesús Villavicencio ex director de la escuela de Leyes y hoy archienemigo del Chapo mayor), saltó a ser un guarura leal del Chapo Mayor. Para pagarle la traición al Jefe Villa, Porfirio fue premiado con el cargo de Jefe de la Unidad de Transparencia de la Universidad. Oh ironía.

        Con esta pieza han empezado a operar la maquina del fraude en tiempos del Covid-19, en la Universidad de Oaxaca.

       Nada los inhibe. Ni siquiera la revelación de los mega fraudes a través de los outsourcing. Tampoco tuvo efecto el trascendido del Auditor Superior de la Federación quien al correr la cortina parecía lanzar una seria advertencia contra los responsables del desvío de 366.2 millones de pesos del presupuesto de la la UABJO y el daño patrimonial de 502.6 mdp. Al parecer, estas filtraciones y todo cuanto se echaron en cara los grupos de poder al fragor de la huelga del STEUABJO, se diluirán como pirotecnia.

       Han hecho a un lado toda formalidad o intento de legalidad. Ignoran la propuesta del (peor) Congreso local de formalizar la revisión del gasto del subsidio universitario y sus multimillonarios ingresos propios. La oscura negociación para conjurar la huelga pasada, demuestra que se pasaron por el arco del triunfo la política de disciplina financiera y transparencia  administrativa que ordenó la SEP.

          Al calor de la huelga reciente, algunos universitarios bien intencionados, exigieron: “que la Rectoría exhiba las nóminas, que se revise la lista de aviadores de cada escuela, que se conozca el gran número de coordinadores en cada Facultad. Es necesario transparentar las condiciones en que contratan a más trabajadores mediante el sistema outsourcing”.

        Nadie les hizo caso. Dicen que al ser conjurada la huelga, para la base trabajadora se acabaron los tiempos de bonanza, pero para los líderes y los que manejan los grupos de poder, los arreglos bajo la mesa no variaron.

                                     FRAUDE ELECTRÓNICO

       Los que pensaban que la orden presidencial de suspender eventos políticos en tiempos del Coronavirus, era para cumplirse, se sorprendieron al leer la convocatoria. Confirma su decisión de llevar adelante la elección del nuevo Rector aún entre la epidemia y la prohibición de reuniones masivas. El botín sigue en manos de los mismos. Claro, para eso hay connivencia desde el poder.

       Solo hay una divergencia entre los que mandan: la fecha de elección.Ya tienen  una comisión electoral a modo y la utilizarán como instrumento de presión para imponer rector.

        En lo que aún no se ponen de acuerdo es si prolongan la fecha del 15 de mayo con un rector interino o, de plano, perfeccionan el fraude cibernético y hacen elecciones a pesar de la pandemia.  Dicen que el Chapito quiere dar el zarpazo y convocar a elecciones vía electrónica el 15 de mayo. Para eso disponen del Sistema de Redes de la UABJO que, para variar, controla Abraham II. Allí controlan nombres de todo los votantes.  Por su parte,  el Chapo mayor sugiere un rector interino para elegir al titular cuando haya pasado la emergencia sanitaria.

         Hasta el momento, parece que el gobierno maneja el asunto con mucha discreción y aunque permitió la elección de la Comisión Electoral no hay ruido. La epidemia inhibe el surgimiento de alguna oposición que frene a los que quieren seguir manejando el botín.

        Lo que llama la atención entre algunos maestros y estudiantes sensatos, es que en eso que llaman máxima Casa de Estudios, prevalezca la ilegalidad y el agandalle. Sorprende tanta ignorancia de la Ley y de la Técnica Jurídica. Dicen que la conducción del proceso para la sucesión del Rector corresponde al Consejo Universitario y al Rector de la Universidad, no a los caciques.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta