POLÍTICA DE LA BUENA

0
414

Como decía el clásico: “hay que hacer política, mucha política, política de la buena”.

       Debo reconocer que en los últimos tiempos no he visto a un gobernador hacer tanta política para bien de Oaxaca como Alejandro Murat.  Cuando inició su sexenio y su “gran amigo” -como presumía- Enrique Peña, le negó los apoyos para culminar las dos supercarreteras, pensé que sería más de lo mismo. Con todo y que el saqueador presidente firmó en su campaña cinco compromisos para terminar las obras más sentidas de los oaxaqueños, incumplió. Se fue por la puerta de atrás, vergonzosamente, luego que Morena arrolló en las elecciones. 

 La llegada de un presidente de México ajeno a su partido, el PRI, no arredró a Murat, al contrario. Echado para adelante enfrentó la nueva realidad política del país y profundizó su política de no confrontación ante el jefe de la nación. No aceptó vivir en la protesta permanente de la oposición ni lo convenció la avaricia del corazón. La certitud de que “el político que no es genial no tiene enemigos” tampoco le preocupó. Ya lo dijo en la tribuna del Congreso de la Unión: “mientras unos utilizan las palabras para denostar, nosotros utilizamos las acciones para transformar”.

En esa ruta Murat reiteró ante diputados federales que “hoy que hay en el país un debate nacional con diferentes expresiones ideológicas y políticas sobre las realidades de nuestro país, estoy obligado a decir que en Oaxaca estamos construyendo otra realidad. Me refiero a la alianza que construimos con el pueblo que encabeza el presidente López Obrador. La política es un instrumento para construir o destruir; en Oaxaca hemos decidido usarla para la transformación del estado y del sureste”.

                 MUCHA POLÍTICA

        Acompañado por diputadas y diputados oaxaqueños y del director general del Corredor Interoceánico, Rafael Marín Mollinedo, participó en una conferencia de prensa para pronunciar su respaldo a los proyectos estratégicos del Gobierno de México que apuntalan el desarrollo de la región Sur Sureste y hacer un llamado a la unidad nacional frente a los llamados que buscan la división.

       Convencido del papel histórico que está jugando como gobernador de Oaxaca, Murat reconoció el esfuerzo del presidente Andrés Manuel López Obrador para dotar de una base de infraestructura a la región sureste que permita su desarrollo, al igual que ocurrió en otros momentos de la historia nacional con el norte del país y la región del Bajío.

                              INNEGABLE

          Al referirse a las acciones del Gobierno de México en favor de la región Sur Sureste, Murat Hinojosa señaló que “hoy en Oaxaca se están dispersando más de nueve mil millones de pesos en diferentes proyectos de transformación para Oaxaca y el Sureste de México, como el Corredor Interoceánico que le está permitiendo al sureste, a Oaxaca y Veracruz, así como ya lo tiene el Norte, el bajío y el centro del país, construir la plataforma de conectividad carretera que tanto se necesitaba, empezando por las carreteras Mitla- Tehuantepec, Acayucan- La Ventosa y Barranca Larga- Ventanilla”.

       Rafael Marín Mollinedo, dio a conocer los avances en las obras del Corredor Multimodal Interoceánico, un proyecto llamado a convertirse en el motor del desarrollo del Sureste de México y el más importante en su tipo en toda la región latinoamericana. El INEGI encontró en reciente estudio que uno de los impactos positivos inmediatos de las obras que se están llevando a cabo en Oaxaca es el crecimiento del empleo. Somos uno de los tres estados con mayor ocupación (97.4%) durante el mes de agosto.

       Ante esta realidad que reconocen hasta sus adversarios, Murat reiteró que “cuando nos ponemos de acuerdo y trabajamos en unidad el Gobierno Federal, el Gobierno Estatal, los gobiernos municipales, así como el Poder Legislativo”.

                      NO VAYA A SER…

       Hace dos semanas, dio a conocer otro resultado de la buena política. Dijo que ya dispone de mil millones de pesos para construir el libramiento sur -40 kilómetros-. Un verdadero periférico que desfogará el tráfico de carros pesados. También 300 millones para un puente en símbolos patrios.

       Con estos anuncios hay expectativas, pero la ciudadanía aplaudirá hasta la concreción, no vaya a resultar farsa como el único puente que hizo el saqueador Gabino Cue en su sexenio. También anunció que enderezará el entuerto del Citibús con el que engañaron a Oaxaca en el sexenio pasado.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta