POLÍTICO CON SUERTE

0
528

Ni hablar, dicen que político sin suerte no es buen político y la fortuna política del gobernador de Oaxaca no puede ser mejor si partimos de la reunión que tuvo con Arturo Herrera un día antes de que lo designaran titular de Hacienda. Fue una charla, larga y tendida que, sin duda, confirma que Murat estuvo cabildeando en el día y en el lugar adecuados. También con la persona apropiada. 

       En su cuenta de twiter, el Ejecutivo estatal reveló el lunes pasado que por la tarde se reunió con Arturo Herrera quien unas horas después fue designado titular de la SHCP. “Esta tarde en compañía de mi equipo de trabajo me reuní con Arturo Herrera Gutiérrez subsecretario de Hacienda, avanzamos en equipo por el bienestar de Oaxaca”. En un párrafo anterior confirmó que “trabajamos por el bienestar de las familias, el desarrollo de grandes proyectos y finanzas sanas” en el gobierno del estado.

       Como en política nada es casual, la entrevista anticipada del gobernador de Oaxaca con el hoy Secretario de Hacienda tiene signo y señal. De entrada, confirma que Alejandro Murat anda muy acertado en las grandes ligas de la política mexicana y más cuando, en la entrevista “mañanera”, el presidente AMLO reveló que días antes había tomado la decisión del relevo en la SHCP. Así lo dijo:

       “Urzúa me propuso dar a conocer su salida de Hacienda hasta el próximo sábado, pensando que la noticia podía afectar al mercado mexicano.

         “¿Cómo voy a estar una semana nada más esperando a que llegue el sábado para que demos a conocer una renuncia? Entonces el planteamiento fue ya, lo más pronto posible, vámonos”, explicó.

       Entonces, lo que haya planteado Murat con Arturo Herrera, ya sabía que lo estaba haciendo ante el Secretario de Hacienda del gobierno mexicano.

                         DIFERENCIAS CON ROMO

       No obstante el sacudimiento político que provocó la renuncia de Carlos Urzúa, fue hasta ayer, durante la entrevista mañanera, que el presidente López Obrador puso fin a las especulaciones. “Diferencias con Alfonso Romo,jefe de la Oficina de Presidencia, y puntos discordantes en el Plan Nacional de Desarrollo, fueron los motivos por los queCarlos Urzúa presentó su renuncia como secretario de Hacienda”, dijo López Obrador.

       Reveló que “yo le encargué a Alfonso Romo que ayudara con la coordinación para el funcionamiento de la banca y no había en esto acuerdo (con Urzúa), había diferencias entre ellos”, indicó. En el caso del Plan Nacional de Desarrollo, el mandatario dijo que las versiones presentadas -una por él y otra por Urzúa- contrastaban entre sí.

                      CON EL PROPIO AMLO

         “Yo tuve diferencias con él (Carlos Urzúa), yo lo respeto mucho, pero estamos en un proceso de transición, aquí no se oculta nada (…) Tuvimos entre otras discrepancias lo del Plan (Nacional) de Desarrollo, que hubo dos versiones y la versión que quedó fue la que yo autoricé, incluso me tocó escribirlo, porque había otra versión y sentí que era continuismo”.

       López Obrador dijo que la versión de Urzúa no representaba la visión contra la política neoliberal promovida por su administración. “Me presentan el Plan (Nacional) de Desarrollo, lo veo y desde mi punto de vista no reflejaba el cambio. Era como si lo hubiera hecho (Agustín) Carstens o (José Antonio) Meade”, afirmó.

                         PREMONICIÓN

       Tres acontecimientos tienen signo premonitorio sobre la alta posibilidad de que sean los locatarios los que pudieran hacer reaccionar al presidente municipal morenista Oswaldo García Jarquín. Debe tener presente que quien tiene poder nunca renuncia voluntariamente a él, lo echan las circunstancias.

       1.- Aunque fue día de sesión ordinaria de Cabildo, el concejal presidente no llegaba a las trece horas. En ese momento embistieron las lujuriosas huestes de la “14 de junio”. Sometieron a los funcionarios municipales menores que, apresurados, cerraron las entradas del palacio municipal. Tomaron el inmueble y dicen que allí no se moverán hasta que se presente Oswaldo.

       2.- Por ningún lado se apareció el edil de marras. En la Central de Abastos, el gobernador Alejandro Murat y funcionarios de diversas áreas, se reunieron al medio día con dirigentes de las diversas organizaciones de comerciantes. Los locatarios aplaudieron un ambicioso proyecto de rescate de ese que es el más importante centro comercial de la capital. Dado que el control de los mercados recae en la injerencia municipal, sorprendió la ausencia de Oswaldo García. Su valemadrismo no tiene límites. Preguntaban ¿y el presidente municipal? Nunca apareció.

       3.- El caso más emblemático de la nulidad del gobierno municipal, lo vimos ayer en el histórico mercado “20 de noviembre”. Ante la ausencia de servicios municipales en este lugar, los mercaderes cerraron el lugar como una muestra del repudio al ausentismo permanente de alguien que prometió en campaña un gobierno para todos. La paciencia se agota.

      

Comentarios

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorEÓLICAS
Artículo siguienteEL PESO “FORTACHÓN”
FELIPE SÁNCHEZ JIMÉNEZ
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta