SIERRA JUÁREZ, OLVIDO

0
288

A mediados de la semana que termina, un grupo representativo de los 26 municipios de la Sierra Juárez que integran la Unión Liberal de Ayuntamientos, cansados de engaños del titular del Comité Estatal de Planeación, Javier Lazcano Vargas, rompieron su tregua y tomaron Ciudad Judicial.

       Los encabezó el presidente municipal de Ixtlán y también dirigente de la Unión Liberal. Alberto Jesús Belmonte quien dijo que, rompieron su acuerdo de no bloquear calles ni edificios públicos, cansados de tantos engaños. “Los pueblos de la Sierra Juárez siempre canalizamos nuestras gestiones por la vía institucional, pero ante tantos engaños de los funcionarios, vamos a hacer lo mismo para que nos hagan caso. Es decir bloquear caminos y tomar edificios públicos. No nos dejan otro camino”. 

       Desde junio pasado, en una visita que hizo el gobernador Murat a la Sierra Juárez, ofreció 40 millones de pesos para techar centros de reunión de cada escuela en 26 comunidades, pero no han cumplido.  Hay muchas peticiones de las ciento once comunidades que integran la Unión Liberal que tampoco han sido atendidas.

       Solamente hubo respuesta cuando tomamos Ciudad Judicial, pero si el lunes próximo no cumplen, los serranos “vamos a tomar acciones drásticas porque solo así el gobierno reacciona”, dijo el edil de Ixtlán.   

PODEROSO CABALLERO…

        Forjados en las barricadas, cierre de carreteras y violentas manifestaciones, los militantes del partido Morena realizarán sus diez asambleas distritales mañana sábado y, entonces, mostrarán su verdadera naturaleza. Estas reuniones serán cena de caníbales y podrá engullirse a su adversario el que mueva más dinero. Me dicen que en eso anda muy apurado el senador Salomón Jara ordeñando las tesorerías del (peor) Congreso y de los presidentes municipales que le deben el cargo. Pondrán en juego eso de que “poderoso caballero es don dinero”.

       Esto quiere decir que se adjudicará más consejeros el grupo que pueda carrear más adeptos a las 10 asambleas distritales. Saben que entre más acarreados lleven y puedan comprarlos, digo convencerlos, a que voten por el que le digan, más posibilidades tendrán de influir a la hora de elegir al dirigente estatal del Morena y luego al nacional.

       Aunque la anulación de “Charbelín” como posible candidato a la dirigencia estatal por no ser morenista orgánico, le descompone sus planes a Salomón, su obcecación por ser gobernador no disminuye. Por lo mismo quiere estar en todas las jugadas. Para la dirigencia estatal proponía al “Charbelín” Jesús Romero y para la nacional a Bertha Luján, pero, oh sorpresa, a los dos ya los inhabilitaron. El primero no está empadronado en el Morena y la segunda es consejera nacional por segunda ocasión y su actual periodo aún no termina.

Esto es lo que le quita el sueño a Jara que debe sacarse de la manga a un nuevo gallo que -según sus anhelos- le maneje bien la campaña.

En el otro clan de morenistas, es decir, los que integran el frente “Todos Unidos contra Salomón” (Tucsa) que son 13 diputados federales y 10 locales, también hay inquietud. Les han comunicado que Armando Contreras, no puede ser candidato a la dirigencia estatal del Morena porque ya fue consejero en dos ocasiones. Al conocer este resolutivo tanto el mismo Contreras como Ericel Gómez que son los cabecillas visibles del frente “Tucsa”, también se contrariaron y ahora buscan a otro de su clan para impulsarlo a la dirigencia estatal. Este puede ser Sesul Bolaños, el irreconciliable sobrino de Jara u otro miembro de la actual directiva estatal.

 Además de los dilemas entre las dos camarillas que quieren el control del Morena en Oaxaca, está la naturaleza belicosa de las bases de este partido, su fácil inclinación a la corrupción y las componendas que son el combustible que ha prendido tantos conflictos por la falta de un padrón confiable en las asambleas. Este sábado le toca a Oaxaca.

  En los dos distritos electorales hay inquietud por anotarse como delegados a la asamblea de donde saldrán los consejeros, un hombre y una mujer por cada distrito. Ser consejero implica tener el poder para votar en la elección de los dirigentes estatales y nacionales. Por eso están en el rejuego político tanto dinero y tantos intereses. La violencia está latente por tres cosas: la ambición de los grupos cupulares, dinero de procedencia ilícita para acarrear delegados y el desaseo del padrón inflado a través del manoseo de funcionarios y presidentes municipales del Morena. El escandalo mas reciente por la compra de delegados lo protagonizó la edil de Pochutla Saymi Pineda,  adicta a Salomón Jara.

En este cochinero pasará eso de que “el que tenga más saliva traga más pinole”. Es decir, entre el clan de seguidores de Salomón Jara y el grupo disidente, ganará el que mueva mas dinero y mañas.

 

      

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta