HABLANDO DE TRAICIONES

0
495

DICEN LOS bien enterados que cuando el que manda le comunicó a don RITO: Te voy a sacar de allí (la Secretaría Técnica) donde no haces nada…Te voy a dar el Coplade solo por una sola cosa: Te atreviste a traicionar a Murat (palabras más, palabras menos). Con tal advertencia dejó entrever que ya conoce de las felonías del tehuano.

LA OBSERVACIÓN hacia don Rito no puede tomarse como una cuestión ocurrente, nada de eso. Conlleva una buena dosis de admonición porque, los que bien han seguido la trayectoria de su corta pero muy lucrativa actuación en la política, dicen que no es de dudarse que pueda traicionar también a su actual mecenas.

Y ASÍ llegó el inefable aprendiz de brujo al lugar clave para la proyección y el reparto del presupuesto estatal que en este año será el más alto en la historia de Oaxaca. Cerca de 44 mil millones de pesos.

LOS ANTECEDENTES de este individuo cuyo único mérito fue su servilismo hacia MURAT cuando éste buscaba ser gobernador, hablan de su proclividad a la ingratitud.

ESTAS debilidades muy propias de la condición humana, como decía el mismo MURAT, afloraron en toda su dimensión, en los últimos cuatro meses del 2006, en la figura de don Rito. Según me revelan actores directos de la crisis política derivada del intento de desalojo del plantón del magisterio en el Zócalo, su exacerbada intención de ser gobernador interino una vez que tumbaran a Ulises, lo llevó casi a la locura.

PERO ANTES, recordemos la primera puñalada trapera contra su gran protector, Murat.

CUANDO el cuestionado GENARO VÁZQUEZ COLMENARES andaba haciendo méritos para ser aceptado en Convergencia con la idea de ser diputado local, no reparó en el descontón arrabalero.

EN ESOS días en que MURAT y ULISES con sus principales operadores trabajaban denodadamente para que el PRI no fuera arrollado por el incipiente partido Convergencia y su icono GABINO CUE, y abollara el proyecto Ulises-gobernador, le ordenaron al veterano GENARO VÁZQUEZ COLMENARES que les lanzara un misil. Eso significó aquella carta pública que Genaro firmó, en su calidad de especialista en temas jurídicos, contra el gobernador MURAT. Fue un documento público donde hizo trizas toda civilidad política.

EN esa carta, GENARO pedía “el desafuero inmediato” del gobernador a quien llenó de humillaciones y desprecios.

LAS palabras infamantes no cabían en aquel documento que Genaro leyó diciendo que Murat “no puede ser gobernador por los hechos notorios de su alcoholismo y su mitomanía…por sus delirios de grandeza, por sus publicitadas y dispendiosas francachelas. Padece una enfermiza y agravada distorsión de la personalidad”.

EN EL mismo documento pidió “sin demora, peritos alienistas deben revisar la conducta del gobernador Murat. Deben ser médicos alienistas de reconocido prestigio nacional porque la alteración psíquica que padece lo inhabilita…”.

“CUANDO tengamos -decía GVC- el resultado de ese examen psiquiátrico y antidoping, debemos los oaxaqueños declarar LA FALTA ABSOLUTA DEL GOBERNADOR DEL ESTADO y designar a quien deba substituirlo de acuerdo con la ley”.

UNOS MESES después, cuando vino el cambio de gobierno y don Rito fue designado (no ganó la diputación en las urnas) pastor de la 59 Legislatura, GENARO también fue premiado con una curul. GABINO lo designó -sin ganar tampoco una elección-. El destino junto allí a dos que, ahora vemos, son de la misma línea prevaricadora.

AUNQUE en sus tiempos de paje de MURAT juraba lealtades a ultranza, lo primero que hizo RITO al llegar al poder legislativo fue premiar “la combatividad” del diputado GENARO con cañonazos millonarios. A los pocos días traicionó a GABINO y a Convergencia. Como diputado, la probidad la trastocó en felonía y se plegó a los intereses de don Rito. Por eso dicen los que bien conocen a esta pareja que son “coyotes de la misma loma”.

AUNQUE se dice que en política los amigos son de mentiras. No se cuál sea la impresión de MURAT de don Rito que le ha dado tanto poder a GENARO VÁZQUEZ el mismo que lo vituperó (a Murat) tan escandalosamente.

ME COMENTAN que por si hubiera alguna duda del comportamiento político de don Rito, su actuación soterrada durante la crisis del 2006, lo exhibe rigurosamente. Sus ganas de ver caído a Ulises y sentirse sustituto, las cuentan algunos participantes directos de los amarres y los cabildeos que, finalmente, ganó Ulises Ruiz.

EN ESA jornada de intrigas palaciegas no podían estar ajeno sus cofrades GENARO VÁZQUEZ y el panista GUILLERMO ZAVALETA.

EN LOS momentos en que en la cúpula de los partidos se hablaba ya de la salida de Ulises, Zavaleta llevó a don RITO con el líder nacional del PAN, Manuel ESPINO. La intención era decirle que el líder del Congreso oaxaqueño estaba listo para el interinato.

TAMBIÉN lo presentó con SANTIAGO CREEL quien sin quitar la vista a don Rito, le dijo: …Usted tiene futuro.

EL COMPLOT la puso al descubierto el mismo ESPINO que mantenía, y sigue manteniendo, amistad con Ulises, incluso fue de los que siempre dijo: Primero orden (la intervención de la PFP) y luego el juicio político. Dicen que ante el evidente acuerdo de ABASCAL con las peticiones de Diódoro Carrasco y la APPO, que se oponían al uso de la fuerza diciendo que primero se tenía que ir el gobernador, hubo desacuerdos.

ABASCAL solía decir…” no, Dios mío, no, van a correr ríos de sangre, miles de muertos, es el pueblo levantado…”. Con sarcasmo, ESPINO reviraba: “…ahorita ya hay muchos muertos y gran desorden. Es mejor que haya otros muertos pero con orden…”.

PERO como los de la APPO, el Secretario de Gobernación, AMLO, Diódoro y todas las fuerzas políticas, insistían en la desaparición de poderes, muchos como don Rito, ya veían el relevo inminente.

INCLUSO, el PRD a través de Carlos NAVARRETE y el PAN ya habían aceptado que el interino no fuera GABINO CUÉ. Estaban sugiriendo que el PRI aceptara la salida de Ulises y que pusieran a un sustituto del mismo tricolor. Cuando llegó HELIODORO DÍAZ al relevo en la Secretaría General, todos lo veían como el virtual gobernador sustituto. Venía de la presidencia del Congreso federal y tenía el visto bueno de MURAT y Diódoro.

YA TODOS analizaban la Constitución local y cada cual la interpretaba a su manera. Que si tenía que ser un gobernador efímero, que si tenía que convocar inmediatamente a la elección de un sustituto o a elecciones extraordinarias, etc.

¿Y LAS LEALTADES?

EN ESAS lucubraciones estaba anotado siempre don RITO. Me dicen que cuando ya consideraba inminente la salida de URO, empezó a cabildear entre los diputados miembros del Congreso para que lo hicieran gobernador. Tenía el voto de un poco más de la mitad de los priístas, la totalidad de los del PRD, algunos de los del PAN y sus cabilderos más enjundioso eran ¿saben quién? GENARO VÁZQUEZ y MEMO ZAVALETA.

VA una anécdota: Don Rito ordenó a Genaro sopesar el ánimo de los diputados de la bancada panista. Empezaron la plática con las interpretaciones de lo que dice la Constitución sobre el relevo de un gobernador en las circunstancias de 2006. Tenemos que saber el contexto en que se darán las cosas -decía GVC-, saber si el gobernador llegará solo a convocar a elecciones o podrá ser ratificado o quedarse definitivamente. Entonces, un panista le dijo: “Por lo que vemos, Rito anda muy caliente…”. Genaro respondió inmediatamente: “Más que eso…está a punto de hervir”.

La reunión -me dicen- transcurrió con ese tema tan bizantino porque, finalmente, don Rito no hirvió…se quemó.

Compartir
Artículo anteriorOPOSICION MENGUADA
Artículo siguienteLA MONEDA EN EL AIRE
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta