LOS BUENOS

0
230

Por Felipe Sánchez           

-Escaparate Político    

Decía Luther King en sus sermones que, “más que la maldad de los malos, es peor la indiferencia y el silencio de los buenos”. Esta expresión viene a mi memoria porque un grupo de buenos oaxaqueños surge ante la depredación de los malos que han destruido -materialmente- nuestra hermosa ciudad. Esos buenos ciudadanos son de la organización “Generación 60” y van a subsanar parte de las ruinas.

Se han echado a cuestas la reparación de 30 pilas de cantera verde que adornaban nuestra agredida ciudad desde hace más de un siglo. Eran las fuentes de abastecimiento del agua potable que transportaba el acueducto de San Felipe del Agua, seguía por Xochimilco y esparcía el vital líquido por buena parte de la antigua ciudad.

La depredación más reciente contra Oaxaca de Juárez, fue el brutal saqueo del ex presidente municipal Oswaldo García Jarquín, símil de Atila el que decía: “Yo soy el martillo del mundo…donde mi caballo pisa no crece hierba”.

No dejó ni para la primera quincena. Algunos periódicos dieron a conocer ayer que una de sus últimas pillerías es el adeudo de 500 millones de pesos que deja.

Más atrás, en el 2006, la destrucción material de esas fuentes fue demoledora. Las hordas de la APPO que hoy, irónicamente gobiernan la ciudad, rompieron -piedra por piedra- gran parte de esas fuentes y pretiles de las hermosas fachadas de cantera de muchos edificios coloniales. Fueron días aciagos cuando los revoltosos de la APPO arrancaron trozos de las piedras para usarlas como proyectiles contra las fuerzas del orden. Decían sarcásticamente que estaban haciendo la “primera revolución del siglo 21”. No pararon hasta que arrestaron al incitador principal, Flavio Sosa “El Demonio de Tasmania” y la Policía los echó del centro de la ciudad donde instalaron barricadas e incendiaron autobuses, edificios públicos y hasta casas particulares. La desgracia que padeció Oaxaca no fue menor.

Sobre estas ruinas ha ofrecido trabajar “Generación 60” coordinados por Miguel Ángel Moreno Tello y la asesoría del cronista de la ciudad Jorge Bueno Sánchez. El presidente municipal Francisco Martínez Neri ha olvidado aquellas irracionalidades del 2006 y de la mano con ese grupo de buenos oaxaqueños iniciarán la reconstrucción de las históricas pilas. El plan se oficializó en presencia del director general del INAH y del mismo edil.

El cronista dijo que la asociación “Generación 60” está integrada por oaxaqueños que aman a nuestra ciudad y que hoy “levantan la mano porque consideran de alta responsabilidad social atender el llamado por el bien de nuestra casa grande”.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

Reinicia el jaloneo al interior de la Universidad Autónoma Benito Juárez. El objetivo: la libertad del ex Rector motejado “Chapito” procesado por defraudación fiscal.

Un comunicado atribuido al Rector y que circuló ayer en las redes, llama al reinicio de clases presenciales. De inmediato fue desmentido por otro grupo que dice que “no hay condiciones” para volver a las aulas y señalan que la maniobra tiene la intención de convocar a los muchachos de las preparatorias para reiniciar las marchas y plantones. Es decir, agitar para presionar a la liberación del Chapito a quien sus adeptos quienes fuera para que tenga de capacidad de maniobra en la designación del próximo Rector.

Por otra parte, el fiscal anticorrupción estatal reveló que en las indagaciones que avanzan descubren una serie de maniobras para el desvío del subsidio universitario.

Mientras siguen midiendo fuerzas en el campus universitario hoy sigo compartiendo algunas menciones del libro “La Familia Real”.

Descubre en el párrafo “el lavadero del Chapito” algunos mecanismos que evidencian fuga de recursos.

“A pesar de las necesidades económicas, la Rectoría realiza gastos como si no tuviera necesidades urgentes que resolver. Prueba de ello es el pago de salarios a través de una sola empresa de outsourcing: Taxx Answers. Le paga quincenalmente un promedio de tres millones de pesos por contratación de personal independiente por actividades profesionales.

“Si tomamos en cuenta que la institución cuenta con seis sindicatos, y dentro de estos gremios no puede haber personal que esté bajo el régimen de outsourcing, debemos pensar que de los mil 500 trabajadores que tiene la Universidad, por lo menos el 60 por ciento debe recibir pagos de nómina, el restante, es decir, 600 trabajadores cobran vía outsourcing.

“Si el 14 de enero de 2013 pagaron en total tres millones 622 mil 144 pesos, el promedio de salarios es de 6,036 pesos quincenales, lo cual representa un buen salario. Lo raro es que el 12 de julio siguiente, la UABJO pagó por ese mismo concepto 3 millones 920 mil pesos. Esto quiere decir que el salario  aumentó a 6,533 quincenales”. (continuamos)