LOS DEMONIOS DE JARA

0
359

Por Felipe Sánchez

-Escaparate Político 

El camino del senador Morenista Salomón Jara Cruz hacía la candidatura para gobernador, se hace cada día más escabroso. Se le atraviesan los demonios que él mismo ha ido construyendo en su ruta política. Son los que le han creado una imagen de político depredador, camorrista, reclutador de los más osados de la política calamitosa. Las maquinaciones de los integrantes de su secta lo han alejado de las querencias del presidente López Obrador.

Hay que recordar aquella reunión que tuvo con su círculo más íntimo para decirles que si el partido Morena lo rechazaba de todas maneras “voy a ser candidato a gobernador, ya estoy en pláticas con el MC”. El relato de esa tertulia lo puse en el ESCAPARATE en abril pasado.

A principios de esta semana envió otro mensaje al dejarse fotografiar platicando amenamente con el diputado “Carasucia” Benjamín Robles Montoya. Dado que la política es de signos y señales no puede pasar desapercibida reunión tan suspicaz. Seguramente la intención de estos dos personajes tan peculiares de la política chapulinera, es enviar el mensaje siguiente: si a Jara lo rechaza el partido Morena con su afán de ser candidato a gobernador, en el PT pueden abrirle las puertas. Otro propósito sería desvirtuar el rumor que hacen correr en los mentideros de la política. Dicen que Jara quedó descartado para el juego de la sucesión gubernamental del año próximo. Arguyen que le ofrecieron una subsecretaría en la SAGARPA para que se vaya olvidando de sus ambiciones, pero la rechazó. Dicen que está  firme en su decisión de no dejarse doblegar.

Así como ahora busca cercanía con “Carasucia” el diputado que se autonombra cuasi propietario del Partido del Trabajo en Oaxaca, en abril pasado Salomón hizo lo siguiente:

PLAN B

La primera señal que confirma que el proyecto Salomón-gobernador hace agua desde hace tiempo, la describí en mi entrega del 13 de abril pasado.

La reciente revelación de Salomón Jara Cruz a un grupo de sus íntimos, entre ellos el presidente municipal de San Blas Atempa, Antonino Morales Toledo, descubre un plan B. Lo pondría en marcha ante la posibilidad de que, al final del día, el Morena NO lo adopte como su candidato para la sucesión gubernamental.

En esa confidencia aceptó también que está en negociaciones con el dueño, digo líder, del partido MC, Dante Delgado, para que lo abandere porque “de que voy a ser candidato (a gobernador) lo voy a ser por cualquier otro partido”.

Después de estos develamientos se soltaron una serie de diatribas entre los grupos al interior del Morena como consecuencia de la terrible disputa por la designación de candidatos a diputados federales y locales y presidentes municipales. Dicen los enterados que, cuando menos, le tumbaron casi el 90 por ciento de los nombres que ya había aprobado (vendido) Salomón Jara.

En su desesperación por mantener en la lista a los que ya había hecho el ofrecimiento de hacerlos candidatos, se metió directamente al golpeteo, incluso tuvo roces con su sobrino Sesúl Bolaños quien, como dirigente estatal del Morena, también había convenido algunas candidaturas. Cuando en el IEEPCO estaban a punto de aprobar los registros de los candidatos, Salomón ordenó al representante legal de su partido borrar nombres que no hubieran sido aprobados por él. Las divergencias alcanzaron tal algidez que tuvo que intervenir directamente el líder nacional Mario Delgado. Aseguran que con el visto bueno de este personaje dieron un fuerte jalón de orejas a Salomón.

EL SANTO DE ESPALDAS 

El senador morenista que ya se sentía candidato del 2022, como dice el populacho parece que trae el “santo de espaldas” porque se le eslabonan los infortunios.

Digo esto porque además de lo mal que le han resultado sus últimas jugadas políticas, se consolida en Oaxaca algo que muchos políticos jaristas temen: que se consolide una coalición electoral entre Morena y los Verdes.

Hay varias señales de la probabilidad de que Raúl Bolaños Cacho Cué o Susana Harp pudieran ser los elegidos para la candidatura y no Salomón.

La que favorece al senador Bolaños es la aceptación que está alcanzando su iniciativa sobre la llamada “Ley Zaldivar”  en los círculos de la Suprema Corte igual que en las altas esferas de la política Lopezobradorista.

En el caso de la dama, sorprende el giro que le ha dado sus asesores a su presencia en los medios y el desprendimiento en los contratos para empresas encuestadoras que la llenan de elogios, aunque corre el riesgo de que al quemarle tanto incienso puedan terminar en chamuscarla.