Demoledora respuesta a la prepotencia de “Betty la fea”

0
405

 

BETTY LA FEA
Guadalupe Loaeza
Reforma

Qué feo le contestó Betty la Fea (Beatriz Gutiérrez Müller) al tuit de José David Guerra.

La NO primera dama escribió, ayer, un mensaje desde muy tempranito que decía: “Hace dos años, los ciudadanos -que somos los verdaderos guardianes de la democracia- logramos lo impensable: elecciones realmente democráticas #1Julio”.

Por su parte, José David contestó: “¿Cuándo atenderá personalmente a los padres de niños con cáncer? Gracias por su amable respuesta”.

No, lejos de ser amable, la respuesta fue todo lo contrario.

Betty la Fea de plano le respondió:

“No soy médico, a lo mejor usted sí. Ande, ayúdelos”.

Al ver la reacción de los tuiteros, de inmediato mandó a quitar su tuit.

Vaya prepotencia y soberbia de la sí esposa del presidente de la República.

Seguramente, ella no ha leído el “Decálogo para salir del coronavirus y enfrentar la nueva realidad” de López Obrador, en cuyo inciso tres escribió:

“Dar la espalda al egoísmo y ser so-li-da-rios. Si se tiene más de lo necesario hay que procurar com-par-tir-lo”.

La verdad es que Betty la Fea no tenía por qué contestarle con ese “modito” tan feo a quien es, probablemente, padre de un niño con cáncer, por el solo hecho de pedirle una cita con otros padres, a quienes les urge comunicarle la terrible situación en la que se encuentran sus hijos.

Hay que decir que ellos han denunciado el desabasto de medicamentos oncológicos. Incluso han sostenido reuniones en las secretarías de Salud y Gobernación.

Hace apenas unos días se pronunciaron por esta situación que los tiene muy angustiados:

“Hacemos por este medio un fuerte llamado a los diferentes niveles del gobierno, encargados de la salud, para que de forma pronta y oportuna surtan los diferentes medicamentos oncológicos en los hospitales y nuestros niños puedan continuar con sus tratamientos para el cáncer.

De lo contrario, se seguirá poniendo en riesgo la vida de nuestros menores”.

Si lo anterior no le despierta la menor empatía a Betty la Fea, quiere decir que esos niños le importan un comino.

Claro, como ella no es médico, pues le vale. Los familiares de estos niños de inmediato protestaron con razón en las redes: “Nos ofende profundamente la respuesta frívola y deshumanizada de la señora Beatriz Gutiérrez”.

Por qué estará tan enojada Betty la Fea, si no es fea, es historiadora, tiene obra publicada, está casada con el Presidente, un marido enamorado; tiene un hijo que adora, muchos, muchos seguidores; vive en Palacio Nacional, cuenta con miles de lambiscones y lambisconas a su pies, no tiene que lavar los trastes, ni cocinar, ni pagar hipoteca, ni preocuparse por llevar cubrebocas.

¿Qué será lo que la tiene tan irritable y tan nerviosita? Siempre he escuchado que Betty la Fea no es, para nada, una perita en dulce, pero la verdad es que la perita, a lo largo de estos dos años que lleva su esposo como Primer Mandatario, ya se amargó en serio.

Confieso que cuando leí su respuesta tan insensible, empecé a extrañar a Martita y me dije que ella jamás hubiera contestado de esa forma tan grosera y prepotente.

Como dice mi amiga Sofía: “pero ¿quién diablos se cree esta señora? Yo que AMLO, me alejaba de ella, porque, de plano, le está haciendo muy mala obra. Sobre todo, ayer, que celebraba sus dos años de Presidencia. ¡Qué aguafiestas, caramba! ¿Ya leíste la cantidad de tuits súper negativos que ha recibido? Su comentario se hizo viral, todo el mundo lo comenta: el portal de Aristegui, de Televisa, el portal de Ciro y hasta el New York Times: Mexico’s first lady stirs Twitter storm with comment on kids with cancer. La verdad es que es una desgracia esta pareja… ¿Qué vamos a hacer con los años que les faltan?”, me preguntó Sofía sinceramente preocupada.

Tanto que nos recomienda el Presidente portarnos bien, sinceramente pienso que Betty la Fea no se está portando nada, pero nadita bien.

Por lo que intuyo: la no first lady ¡está rebelde! Tal vez hasta decepcionada de su Presidente sí marido. En el fondo se ha de morir de ganas por salir en su coche a unirse a la caravana de los ciudadanos que protestan y tocar intensamente su claxon contra AMLO.

Por lo pronto, Betty la Fea debería de leer el Manual de Carreño para que se le bajen los humos…

PD. Me entero que, finalmente Bety la Fea pide disculpas, no obstante, no acepta su error: “Están muy inquisidores los adversarios de mi esposo, ¡por algo será! Si mi expresión ‘No soy médico’ ofendió a alguien, ofrezco disculpas”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorEL INCENDIARIO
Artículo siguienteLA BARCAZA DE SALOMÓN

Dejar respuesta