PALABRA DE NERI

0
309

Por Felipe Sánchez     

-Escaparate Político

En estos días en que casi todos los políticos han olvidado lo que es tener Palabra de Honor para eludir sus responsabilidades, evitar compromisos y engañar a todos, alcanza notoriedad la palabra que acaba de empeñar el nuevo presidente municipal Francisco Martínez Neri. En su primer discurso dijo: “por salud de todos iniciaré un proceso de revisión de las finanzas de la administración saliente, no sólo para deslindar responsabilidades, sino para no repetir errores y definir cuál fue la situación que dio origen al déficit financiero».

No cumplir este pronunciamiento quedaría para la historia como un simple epitafio político.

Con tal ofrecimiento a los que le confiaron su voto a pesar del evidente desastre de la administración de su antecesor, selló compromiso con sus electores para honrar la palabra. Ahora tiene la obligación de cumplir y demostrar que es de los políticos forjados, no en esa izquierda corrupta, extrema y cerril, sino en la línea de las corrientes políticas que aún cultivan el valor de tener palabra, palabra de honor.

Además de honrar la palabra y levantar el cadáver administrativo que le dejaron, este político de izquierda forjado en el PRD y ahora en el Morena, tiene otro gran reto: dignificar la ideología de la izquierda.

EL PAPEL DE LOS APPOS

El ideal de la igualdad social impacta en una ciudad con zonas residenciales con privilegiados servicios ante las paupérrimas colonias del sur (San Juan Chapultepec, Mexicapam, Pueblo Nuevo, Viguera) completamente olvidadas. Esta disparidad debe mover la conciencia de este alcalde que se dice de izquierda y que ha integrado su gobierno con los rescoldos de la APPO.

Si no cumple, crecerá la vergüenza que significa para el partido Morena el desastrado gobierno que deja el primer presidente municipal “de izquierda” en Oaxaca, igual que de otros municipios.

La noble intención lleva a los verdaderos izquierdistas a sentirse éticamente mejores que aquellos que no comparten el mismo ideal por eso resulta censurable que alguien que se siente moralmente superior acabe metido en la corrupción o tolerándola. Martínez Neri y los APPOS que lo rodean, no solo no deben caer en los vicios de Oswaldo sino enjuiciarlo.

Atroz que los que dicen defender a los más pobres sigan enriqueciéndose a sus costillas como lo hizo su correligionario Morenista Oswaldo García Jarquín, entre otros abominados ex presidentes municipales como los de Santa Lucía del Camino, Huajuapan, Salina Cruz, San Jacinto Amilpas, etc.

El ideal político de la izquierda en Oaxaca de Juárez y otros municipios del estado está en el ESCAPARATE POLÍTICO. Refrendaron su voto pese a la corrupción, pero la actuación de esos presidentes municipales ladrones corroe el proyecto político de la 4T. Pone en duda la promesa de que están para ayudar a los más pobres. Resulta más que escandaloso que alguien que dice defender a los menos privilegiados acabe enriqueciéndose y abusando de su poder.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

Obvio, hay otros municipios morenistas con positivos. Los juchitecos saben bien porqué reeligieron a Emilio Montero Pérez como presidente municipal.

Está aireando las formas de hacer política y es congruente con el discurso de que “no somos como los de antes”. Aunque su formación política inició en la COCEI sabe que los patriarcas de esta organización la envilecieron y que con tanta corrupción en sus filas ya no es opción política para Juchitán.

Resulta que Alberto Reyna Figueroa, actual delegado regional del INPI, insiste en mantener en las nóminas de ese municipio a cerca de un centenar de activistas que obedecen fielmente a sus intereses políticos. Cobran, pero no laboran, son aviadores. Sigue la misma línea de otros caciques de la COCEI como el veterano Héctor Sánchez López y su hermana la diputada Gloria.

Además de su importante cargo en el INPI es poseedor de una flotilla de 80 mototaxis. Quiere que sus activistas para sus fines políticos sigan cobrando en el Ayuntamiento sin trabajar. El Cabildo ya no lo permite y la respuesta del reelecto Emilio Montero es contundente. Dice:

“Juchitán no será rehén de ningún grupo político, no cederá ante los chantajes de quienes pretenden convertir el presupuesto destinado a la obra pública en un botín para satisfacer los intereses facciosos y familiares”.

Cobijado por la mayoría de los concejales y organizaciones políticas que le dieron su voto, el presidente municipal señaló que Alberto Reyna Figueroa y la diputada Reyna Victoria Jiménez Cervantes, no tienen por qué disponer más del presupuesto municipal que es para el desarrollo de Juchitán.

Los aviadores cobraban mensualmente más de 500 mil pesos sin trabajar, algunos hasta 8 mil pesos cuando los trabajadores de limpieza reciben menos de mil pesos.

Compartir
Artículo anteriorConcluye operativo Bienvenido Oaxaqueño y Oaxaqueña Migrante con saldo blanco: IOAM
Artículo siguienteEL SALTO DEL CHAPULÍN
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.