PRESTIGIO A LA BAJA  

0
426

2021-abr-26

Felipe Sánchez

Si el senador Salomón Jara no ha dejado su obcecación por ser candidato a gobernador el próximo año, necesita armar un mejor equipo de asesores. Es necesario que le digan que es vital saber que el prestigio de un político se gana con decisiones y hechos que convenzan a la gente no que le perjudiquen.

Este legislador parece ir contra lo que la lógica indica. Acciones como el de imponer a puros impresentables en las candidaturas del partido Morena lejos de legitimarlo como un político sensato que honra los lineamientos de “no robar, no mentir, no traicionar”, lo exhiben como un depredador de las doctrinas Morenistas. Conozcamos algunos de sus recientes despotismos:

Fue descubierto el fin de semana en una de sus iniquidades más caricaturescas.

Primero, sus partidarios lo acusaron de imponer a su “consentida” -así dicen en las redes sociales- Nancy Natalia Benitez Zárate como candidata a diputada por el distrito local electoral con cabecera en Xoxocotlán haciendo a un lado a las militantes con méritos.

Segundo, diversos grupos del género lésbico gay acusaron a Salomón de algo más ridículo: Dicen que sin ser Nancy de esta formación la registró entre las candidaturas reservadas para los del mundo lésbico. Ya se imaginarán la batahola que se armó.

DESAPARECIDA EN NOCHIXTLÁN

Otra pifia que mancha la figura de este senador la descubren familiares de Claudia Uruchurtu la joven de nacionalidad mexicana-inglesa, secuestrada en Nochixtlán desde el 26 del mes pasado. En declaraciones judiciales y conferencias de Prensa, han dicho que, gracias a sus insistencias, las investigaciones para saber del paradero de Claudia se han ahondado. Participan decididamente agentes de la Fiscalía General del estado y de la Guardia Nacional, pero han encontrado obstáculos -dicen-  porque “el senador Jara mete las manos”.

Dos de las hermanas de la desaparecida sostienen que la última vez que vieron a Claudia fue el día en que participó en una manifestación contra la presidenta municipal de Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta por ordenar la detención arbitraria de un proveedor de materiales de construcción a quien la edil se niega a pagar algunas facturas. Dicen que fue rodeada por un grupo de porros contratados por la alcaldesa, la subieron a un vehículo bien identificado y desde entonces no aparece. Su sospecha, dicen, la basan en la relación política de Salomón Jara con la presidenta municipal de Nochixtlán a quien impulsó primero como candidata y luego protegía como autoridad, incluso señalan que hay negocios de por medio.

Esta es la relación que motiva hoy que el senador Jara esté obstaculizando las investigaciones contra Lizbeth Victoria. Así lo sostienen parientes de la desaparecida.

REPERCUSIONES  

Estos son solo dos botones de muestra de la calidad moral de los personajes que el Morena, principalmente Salomón Jara, impuso como candidatos y que han provocado repudio entre la ciudadanía. Está el caso de San Baltazar Loxicha donde el grupo de Flavio Sosa afín al mismo senador, insiste en imponer a un presidente municipal que el pueblo no quiere.

Una a una estas expresiones de dominación de los grupos del partido Morena están abollando los altos índices de aceptación que alcanzaba el presidente López Obrador como figura relevante del llamado movimiento de regeneración nacional. El declive de su aprobación, como consecuencia de casos como los que he citado, es inocultable. Hay que recordar que AMLO llegó al poder con más del 80 por ciento de aceptación de los mexicanos, una mayoría aplastante. Ahora tiene poco más del 50 por ciento, es decir, una simple mayoría.

Estos no son los únicos indicadores de que el partido Morena va a la baja. Primero, por los yerros de muchos de sus altos funcionarios improvisados y segundo, por la prepotencia, abusos y corruptelas de legisladores como Salomón Jara y los de su grupo en Oaxaca y otros en todo el país. Está el caso reciente de David Monreal en Zacatecas.

Aunque ellos no quieran aceptar las consecuencias de sus atropellos, las evidencias las advierten en muchos frentes. Hasta Ricardo Monreal, hermano del “tocanalgas”, reconoció en su reciente visita a San Luis Potosí que su partido “atraviesa una situación difícil”. Comentó que las decisiones que se han tomado sobre las candidaturas han sido muy polémicas y muchos se sintieron heridos o traicionados sin embargo advirtió que la dirigencia y quienes se vieron favorecidos con esas posiciones no buscan la unidad ni dialogan con los actores políticos lastimados. Lanzó la voz de alerta: “esta situación podría afectar directamente a Morena en las urnas el 6 de junio próximo porque el deseo de cambio es muy fuerte»..