REPRESORES

0
459

Por Felipe Sánchez           

-Escaparate Político

Hace tres años, con el pretexto de que aún no tenían reglas ni la estructura adecuada, el partido Morena actuaba como un movimiento. Por eso repartió candidaturas sin ver a quién.  Impuso a los peores en casi todas las presidencias municipales del estado y ganaron.  Fue un nefasto experimento político de pésimos resultados. Huajuapan de León es un ejemplo de ello. La edil Juana Cruz y su esposo Pedro Silva ganaron e instalaron un gobierno dual cuyo objetivo es: manejar el dinero a placer, sin límites ni ética.

Su pésima administración, la corrupción y el desaire hacia la sociedad, provocaron el estallido de un grave conflicto la noche del pasado miércoles. Al no saber conducir una negociación laboral con sus empleados, esta alcaldesa llegó a la violencia que es el último recurso del político incompetente.  

Al ignorar la petición del sindicato de trabajadores municipales de no contratar a 180 nuevos burócratas, la presidenta municipal, concejales y funcionarios fueron retenidos por casi doce horas.  

Su empecinamiento de no entender el riesgo que implica saturar la nómina de los burócratas a unos días de que deje el poder, agudizó la confrontación verbal y no dejaron salir a los funcionarios. Doña Juana Cruz respondió con prepotencia y luego con violencia ¿saben por qué? Juana y Pedro iniciaron su carrera política en el PRD donde abrevaron la idea de que “es mejor ver a la izquierda en las calles, causando destrozos o paralizando la economía que negociando”. Claman -como dicen por allí- “por la ideología que establece que la violencia es la partera de la historia; por aquella que pugna por la dictadura del proletariado; por la que implantó atrozmente Stalin”. Allí se quedaron anquilosados doña Juan y don Pedro.

Hoy son neo morenistas, gracias a Salomón Jara que los adoptó y les dio la presidencia municipal de Huajuapan, pero traen el sello de tránsfugas del PRD, son izquierdistas radicales. No saben de principios sino de intereses. Su fin es simplemente el poder y para llegar a él y mantenerlo estas dispuestos a todo, hasta a la represión.

TERRORISMO

Lejos de dar una respuesta sensata al sindicato del Ayuntamiento, doña Juana y su cónyuge planearon una acción de terrorismo al caer la noche. Un grupo de choque, armados con cohetones, pistolas, machetes y garrotes, tomaron por asalto el salón donde “dialogaban”. Cortaron la luz y agredieron a los sindicalistas y reporteros. Se armó la de San Quintín, todos huyeron y se refugiaron para no ser alcanzados por los balazos y cohetones que lanzaban los porros mientras doña Juana Cruz, sus concejales y el director de gobierno Rubén Gordillo, graciosamente se escabulleron por el abandonado edificio que fue reclusorio. El dirigente sindical Ramón Salazar y sus seguidores preguntaban ¿Por qué actuó así la presidenta municipal que se dice de izquierda? Deben saber que esta dama parece que quedó anclada en el comportamiento de oposición sistémica y ve en los sindicalistas como enemigos de otros partidos, tal vez del PAN. Esta rara dualidad de presidentes municipales (marido y mujer) en Huajuapan de León, no abandonan su papel de “izquierdistas extremistas”, aunque terminen siendo inútiles para lograr los cambios sociales y políticos que Oaxaca necesita. Su objetivo parece ser complicar la administración entrante al dejarle sobre saturada la nómina.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

La pareja que gobierna Huajuapan de León, con sus actos terroristas desdibuja a su nuevo partido, el Morena. presenta una izquierda travestida en un cavernícola con mazo al hombro. Confirma también que la vieja izquierda murió y la actual está integrada por auténticos rufianes. A ver que dicen los altos mandos del Morena.

Hay que recordar que la presidenta aún no esclarece dónde quedaron, finalmente, los 19 millones de pesos que, según dice, le “hackearon” de la cuenta municipal. Hasta el momento el asunto sigue en la opacidad.

Lo más evidente de la corrupción es que en la lista de los 180 nuevos empleados, está su cuñado Cuauhtémoc Silva Salazar, hermano de Pedro Silva; Carolina Crespo de la Concha hermana de Pablo Crespo de la Concha; José Silva Bárcenas, entre otros parientes y activistas políticos del Ayuntamiento.

Solo para que los morenistas que dicen que este partido “no es como los otros”, no pierdan la memoria, les recuerdo que Pedro Silva Salazar, en sus tiempos de perredista, fue Secretario del Transporte del saqueador Gabino Cue. Hizo mancuerna con el famoso “Carasucia” para la venta nocturna de concesiones; también las usaron para engrosar la clientela política. Para atraer a los grupos de presión hacia el gobierno “del cambio”, Pedro Silva entregó más de ocho mil concesiones para taxis, mototaxis, camiones para el acarreo de materiales, etc.