TIRANO EN CIERNES

0
321

Cuando la industria del mezcal oaxaqueño, el artesanal tan apreciado, empieza a caminar se lo quiere engullir un audaz cleptómano, a decir de los mezcaleros y cultivadores de Maguey. Se trata de Hipócrates Nolasco que, como cualquier aprendiz de tirano, va por su cuarta reelección.

Es tan productivo el negocio ilícito que significa el tráfico de denominaciones de origen del mezcal que, descaradamente esta maniobrando para seguir royendo el hueso. Acostumbrado al juego sucio -me dicen- el pasado día seis se reunió con sus incondicionales para modificar los estatutos del Consejo Regulador de la Calidad del Mezcal (COMERCAM). Su obcecación es seguir en el lucro con la cuarta reelección. A espaldas de los mezcaleros quiere imponer un artículo que le autorice la GRAN TRAICIÓN: cambiar la sede del COMERCAM para dejar a nuestro estado sin la tutela del mezcal que históricamente ha tenido por varias cosas: la importancia de la calidad de licor tan afamado y los volúmenes de producción así como la generación de empleos entre familias mezcaleras y maguelleras en el campo de Oaxaca.

No conforme con ello nombró delegados primordialmente en  los estados con reciente denominación de origen. Utilizando a estos nuevos delegados quiere  aprobar otros estatutos al margen de la Asamblea General de productores, envasadores y comercializadores del estado. Por estas irregularidades la base del sistema mezcal en Oaxaca ha iniciado una nueva lucha en defensa de esta actividad emblemática como lo es la del mezcal oaxaqueño reconocido mundialmente por su calidad. Por esa traición a quienes lo apoyaron ha surgido una corriente de productores que dará la pelea en contra de este judas.

Desde el 2012 en que los productores de Mezcal eligieron al socarrón Hipócrates Nolasco Cancino como presidente del Consejo Regulador de la Calidad del Mezcal (Comercam) y luego lo reeligieron, no calcularon el tamaño del alacrán que se estaban poniendo en la espalda.

Puso en el piso de remates los certificados de autenticidad del preciado licor con la idea, no de impulsar la industria de este agave, menos de apoyar a los productores. Lo suyo es el lucro personal usando el Consejo Regulador.

Vender patentes de Denominación de Origen del preciado licor a varios estados, inclusos del norte y occidente del país donde no tienen la cultura del mezcal, lo enfrentaron con productores oaxaqueños, magueyeros y viejas empresas industrializadoras y comercializadores. Desde la primera vez, su elección fue muy escabrosa. Tuvo que hacerlo fuera de Oaxaca.

ENCARNIZADOS 

Ante el boom de la industria mezcalera en Oaxaca, lejos de unirse los productores, industrializadores y el Consejo Regulador de la Calidad del Mezcal, surgieron mezquindades y pleitos entre Hipócrates Nolasco y representantes de mezcaleros tradicionales como Raymundo Chagoya y empresarios como Carlos Guzmán Gardeazabal. Éste último buscó, sin éxito, reemplazar a Hipócrates.

La competencia comercial -si es que la hubo- entre estas personas se torna en rencillas personales que trascienden en los medios. Por ser un tema de interés económico fuerte, de uno y otro grupo, el escándalo ha trascendido mediáticamente. También se ha politizado y los críticos de Hipócrates han recurrido a las influencias de la diputada panista Alejandra García Morlán con la insistencia de que “ya debe dejar el cargo”, pero parece que los sostenedores de Hipócrates son mas poderosos. La guerra comercial por la denominación de origen del mezcal oaxaqueño, toca intereses muy poderosos. A eso se debe que, en aquella histórica marcha de protesta que encabezó en la CdMx el gobernador Alejandro Murat Hinojosa haya dicho que se opondrá en el plano jurídico y político, contra “el error” de otorgar denominaciones de origen “de manera manipulada para beneficiar a estados que no tienen tradición como productores de la bebida ancestral y, por lo mismo, se han dedicado a adulterarla”.

Cuando dice que “la lucha será a fondo porque no se puede permitir que por intereses de un grupo se lastime a una de las industrias más consolidadas en México y en Oaxaca”, deja ver el tamaño de esos intereses.

Hoy veremos si estos ofrecimientos se cumplen.                                                   Mañana continuaremos con este tema.