Una sofisticada estructura mafiosa han formado diputados locales y federales para vender protección a presidentes municipales ladrones. El caso de Sola de Vega, una muestra.

0
196
Compartir
Artículo anteriorSOLA DE VEGA, ALERTA
Artículo siguienteOBRAS CONTRA LA CRISIS