34 Meses Más de un Gobierno, con Honestos e Incapaces

0
130

A L F A   O M E G A

JORGE HERRERA VALENZUELA

Este miércoles 1 de diciembre, los acarreados abarrotarán el Zócalo, como antaño ocurría. Una vez más como Presidente de México, el tabasqueño, dejará su modesto departamento en ese sagrado recinto colonial y tomará la Plaza de la Constitución. Desde que perdió las elecciones para gobernador de Tabasco, cuando Marcelo Ebrard era el secretario de gobierno en el Distrito Federal, supo que  no había otro caminito más seguro para protestar contra los fraudes electorales y negociar el retiro.

Poco habrá de nuevo en discurso para autofestejarse por el tercer año de su toma de posesión. Hizo la invitación, indicando que podían asistir sin usar cubrebocas. Por la mañana insistió en que el nuevo virus pandémico no hay llegado y no hay información que confirme o niegue el alto riesgo de que se habla. Deseamos que en los próximos diez días no aumenten los contagiados.

Endurece su postura contra los altos centros de estudio mexicanos que, académicamente, son reconocidos en el mundo. Para el amante del béisbol para juntar al pueblo que él afirma,  está contra los conservadores, los neoliberales, los fifís, los académicos, los científicos, los investigadores y los periodistas “de la prensa que no merecemos”, es más importante que evitar actos masivos.

18 AÑOS Y 30 MILLONES DE VOTOS

Los dieciocho años de campaña y treinta millones de votos se quedaron en el cesto de las desilusiones. A partir de este miércoles, 1 de diciembre, restan 34 meses del sexenio que, en su primera mitad, tiene dividida a la ciudadanía, ha golpeado y acusado sin presentar pruebas, irrefutables, contundentes, jurídicas y legales. Además de los arriba mencionados, los empresarios, industriales, comerciantes, académicos, científicos, investigadores y, por supuesto, Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín y el diario Reforma, son los blancos preferidos en su programa televisivo, “Las Mañaneras”, que ya es itinerante.

Dos puntos tienen el sello característico del sexenio.

El Presidente de la República impone a personas 90 por ciento honestas, leales, que deben obedecer a ciegas, y con 10 % de experiencia. Da preferencia a la mujer, lo cual es aplaudido, pero nombra a quienes no tienen la mínima experiencia en su destino. Ejemplos: una jurista prestigiada internacionalmente, en Gobernación, para manejar la política interior; una periodista honesta y capaz, en Seguridad Pública y una economista de segundo nivel, sin experiencia en las áreas nacional y mundial de las finanzas, propuesta para gobernadora del Banco de México.

Ha hecho reformas constitucionales sin ton ni son. Sus iniciativas presentadas en el Congreso de la Unión no deben ser modificadas ni en una coma. Desde el comienzo ha ordenado reformas absurdas como la primera, recuérdese que hubo una modificación constitucional, para que el hijo del honorable Paco Ignacio I, quedara como director general del Fondo de Cultura Económica. Canceló las obras del nuevo aeropuerto porque representaban una gran corrupción, de la cual no hemos conocido una sola prueba ni se ha denunciado a los responsables de los turbios negocios.

El hijo de Macuspana, Tabasco, niega que esté militarizando al país y los hechos demuestran lo contrario. El Secretario de la Defensa Nacional es cabeza de un sinfín de ejecuciones de programas, de obras de construcción, de asistencia social. Espero que el huésped de Palacio Nacional, no llegue a ser como Victoriano Huerta que en su gobierno dictatorial militarizó a profesores y estudiantes de la Escuela Nacional Preparatoria y los hizo desfilar un 16 de Septiembre.

VIOLENCIA, INSEGURIDAD Y PANDEMIA

La violencia está en su máximo nivel y se vuelve cotidiana la noticia de que hombres y mujeres aparecen colgados en los puentes. La inseguridad no disminuye, los asesinatos se dan a la luz del día en calles, avenidas, en domicilios particulares, en reuniones sociales y en los últimos días en las playas acapulqueñas. La Ciudad de México no es la excepción, en la Calzada de Tlalpan, a cinco minutos del Zócalo, fue asesinado a tiros un automovilista y nada se informó.

No son ataques al Presidente de México ni críticas infundadas a las acciones gubernamentales. La costosa Guardia Nacional no arroja resultados positivos en Zacatecas, Jalisco, Guanajuato, Guerrero. Antes porque gobernaban opositores y hoy porque el mando lo tiene la gente de Morena. No todo es igual, estamos peor. La Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana es muy efectiva para mostrar sus gráficas indicativas de “disminución de delitos”. La Fiscalía General de la República es la institución que maneja del Presidente de la República, a su antojo, como la Unidad de Investigación Financiera puesta en manos de un hombre de extrema izquierda y resentido con la sociedad.

La pandemia del COVID 19 comenzó en marzo de 2020. Hoy nos anuncian que ya estamos en la “Cuarta Ola” y se habla de un virus más agresivo. El inquilino de Palacio Nacional desde el principio subestimó la situación y puso al frente a un médico que arrastra desprestigio entre los epidemiólogos, sin la capacidad profesional para diseñar el programa nacional de vacunación, además de que no había vacunas en México e intervino el titular de Relaciones para adquirir las vacunas rusas, sin duda de buena calidad pero no aprobadas por la Organización Mundial de la Salud. No hubo plan estratégico y los bandazos tuvieron fechas, colores y una serie de informaciones contradictorias que confundieron a la ciudadanía.

Nunca se informó cuánto tiempo duraría el efecto de la primera vacuna y se aplicó la segunda dosis. Hoy no sabemos si hay una tercera dosis. Los mexicanos con vacunas de origen ruso no pueden visitar Estados Unidos, salvo que de recibir una tercera vacuna como la Johnson o la Pfizer. En nuestro país tuvo validez la política del subsecretario coordinador de la campaña, al decir que a los niños no se les vacunaría para atender a los de la Tercera Edad.

TAMBIÉN VA CONTRA R. PADILLA

Don macuspano ya lanzó a sus huestes contra Raúl Padilla López, el laureado promotor y sostenedor de la Feria Internacional del Libro, de Guadalajara. Lo acusa de invitar, con gastos pagados y una remuneración especial, al escritor Mario Vargas Llosa. El otro cargo es que lleva 30 años como cacique en la Universidad de Guadalajara.

Lo que es no tener quehacer y, pues, al tabasqueño le asiste la razón, porque en el país ya no hay desabasto de medicamentos, la paz volvió a Zacatecas, Guanajuato, Guerrero, Jalisco y la inflación junto con la depreciación del peso frente al dólar son resultado de problemas mundiales, porque México terminará con un 6% de incremento económico.

Al señor Raúl López no lo conozco personalmente, pero por múltiples amigos y colegas  sé que nació el 3 de marzo de 1954 en La Perla Tapatía y que desde 1973 está ligado a la Universidad de Guadalajara. Hizo sus estudios preparatorianos y se tituló en la Facultad de Filosofía y Letras, como licenciado en Historia. De 1989 a 1993 fue Rector de esa Casa de Estudios que volvió abrir sus puertas en 1925, cuando la reinauguró el licenciado José Guadalupe Zuno Hernández.

Padilla López si tiene presencia y es una autoridad moral en la reconocida U. de G.; el 28 de noviembre de 1987 fue, a propuesta suya, inaugurada la Feria Internacional del Libro que ha reunido, a la fecha, casi tres millones de asistentes y contado con la participación de intelectuales, editores y escritores de unos 50 países. Su pecado, es que tal vez sea neoliberal, porque el Rey España le entregó un premio, una condecoración o algo parecido.

jherrerav@live.com.mx