ADVERTENCIA

0
579

LA AVIDEZ de venganza y poder que muestran los distintos grupos políticos que se disputarán el gobierno en las elecciones del próximo año, mantiene en ascuas no solo al equipo gobernante, también a la sociedad.

Y NO ES para menos. Los que apuestan al caos, como el grupo de LÓPEZ OBRADOR, han dado muestras de su decisión de inflingir a Oaxaca, una nueva dosis del desastre del 2006.

SI USTED, querido lector, da seguimiento a las estrategias que van dosificando, descubrirá cómo van armando su golpe. La sociedad debe estar al alba para desenmascararlos. LOS GRUPOS extremistas obstinados en sacar raja de las próximas elecciones, a como dé lugar, pierda o gane su ícono GABINO CUÉ, se empiezan a reagrupar con sus costumbres clientelares, es decir, el intercambio de favores que tan buenos resultados les dio en el año 2006. No hay que olvidar que el clientelismo político es un sistema de protección y de amparo conque los poderosos patrocinan a quienes se acogen a ellos a cambio de sumisión, servicios y votos. Para eso están prestos los que mueven a su antojo a una buena parte de los trabajadores de la sección 22. Las noticias sobre la coyuntural alianza que ahora tejen algunos ex gobernadores (José Murat y Diódoro Carrasco, principalmente) con adversarios que parecían irreconciliables como el Peje, Gabino y los de la Pandilla, no deben ser soslayadas. No tanto porque puedan o no arrebatarle el poder al grupo de URO que sería lo que menos le importa a la ciudadanía harta de la politiquería. Lo que interesa es que lo hagan en las urnas, con métodos civilizados. De no ser así, Oaxaca ya no soportaría otra calamidad como la de 2006.

NADIE IGNORA, salvo el que lo quiera hacer, que lejos de debilitar políticamente a su rival URO, la embestida que armaron lo hizo crecer políticamente. Así fue pero también hundieron salvajemente la raquítica economía de Oaxaca. El fin no justifica los medios. Actuar así es un acto vergonzoso que define a sus autores, ávidos de venganza y de poder, intolerantes. Es el envilecimiento de la política.

MÁS claro no pudo ser el mensaje que como orador en la ceremonia del 20 de Noviembre, dejó el vocero oficial RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ, al referirse a esos “individualismos exagerados, que quieren una revolución para ellos solitos, aquellos fundamentalistas que creen que si le va mal a Oaxaca les puede ir bien a ellos; que incitan a la violencia, a la abstención, a la confrontación…”.

OPTIMISTA, -buena información ha de poseer- dijo que “esos recibirán en el año 2010 una lección de madurez y de capacidad del pueblo que refrendara su convicción de convivir pacíficamente en el marco de las leyes y decidir los asuntos públicos por la vía del voto…”.

PERO LOS de enfrente rumian de otra manera. Sus llamados a la dirigencia magisterial, sus aliados circunstanciales, -a veces están con el PRI, a veces con el PAN, con Convergencia y siempre, con el mejor postor-, significa que empiezan a enseñar sus cartas.

SU “tatamandón” AMLO acaba de terminar su periplo por Oaxaca. Si bien su objetivo es presumir que visitó los dos mil 400 municipios del país, entre ellos varios oaxaqueños, para iniciar su nueva campaña presidencial lo que ya hizo en el Zócalo del DF, también quiere mantener para su causa los municipios donde su discurso beligerante es aceptado. Quiere conservarlos para hacer ruido en 2010.

QUIERE también aglutinar el descontento social por la crisis y usar como punta de lanza al SME y a las organizaciones radicales como la sección 22 en Oaxaca. Al primero con el ofrecimiento de revivir Luz y Fuerza del Centro (LFC) y a los de la 22 con la promesa de que con GABINO se integrarán al gobierno. El encuentro público que tuvieron en un restaurante del norte de la ciudad, con los dueños de las tribus de la 22 y de la APPO como Rogelio Vargas Garfìas, Flavio Sosa, entre otros, fue para sellar el compromiso.

EN SU obstinación por alcanzar el poder y hacer de Oaxaca, la caja de financiamiento para la campaña presidencial de AMLO (igualito que los del PRI) o del que finalmente resulte candidato del FAP, no alcanzan a ver la realidad: El deterioro de la imagen política de AMLO que al “apoyar” a alguien lo condena al fracaso electoral. Acaba de suceder en Tabasco donde fue a respaldar selectivamente las campañas de candidatos, unos de Convergencia y en otros del PRD, pero resultó contraproducente. Todos perdieron. Por ejemplo, resultó al revés el apoyo a Fernando Mayans, quien en Villahermosa viajaba en caballo de hacienda, con encuestas con más de cinco puntos de ventaja pero en cuanto apareció AMLO a su lado, perdió 15 puntos –uno por día-, para perder con diez por ciento ante el priísta Jesús Alí de la Torre. Otra prueba tangible es su natal Macuspana, donde su candidato perredista perdió dos a uno ante el priísmo y municipios importantes como Cárdenas y Huimanguillo. Ni sus hermanos ganaron.

DE TODAS formas así cree que está “apoyando” a GABINO CUE en el proyecto para allegarse la gubernatura de Oaxaca, con las alianza PRD-Convergencia-PT, y si Diódoro Carrasco logra convencer a los de su nuevo partido, podría entrar el PAN a la aventura política.

LOS ANALISTAS calculan que si los azulejos entran a la coalición, como ya ocurrió en el 2004, la pelea será encarnizada. Eso sí, la derrama de dinero en las campañas será fenomenal. Al menos habrá circulante para la compra de votos. Aquí ganan todos los que saben cómo masca la iguana.

PERO EL resultado será de pronóstico reservado. El que se declare ganador no podrá disfrutar el triunfo. Para empezar AMLO, Gabino y los priístas resentidos que los secunden, si pierden no reconocerán los resultados. Para ellos solo hay democracia cuando pierde el PRI su antiguo partido. Incitarán la rebelión armada. Pero los tricolores no están mancos, si no ganan también harán su revuelta y otra vez, la incertidumbre en Oaxaca. El caso se irá al TRIFE y como sabemos cómo actúa la Corte, hipotéticamente los conspicuos panistas anularían la elección y entonces instaurarían un gobierno interino para que convoque a nuevas elecciones. Tal como lo bosquejaron los “amigos” y enemigos de URO, en los días más críticos del 2006.

Compartir
Artículo anteriorINICIA SSO PROGRAMA DE REFORZAMIENTO DE ACCIONES CONTRA ENFERMEDADES EMERGENTES
Artículo siguienteAPESTADO
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta