CANDIDATURAS (III)

0
600

Resulta que la alianza electoral Va por México integrada por PAN, PRD y PRI, no va viento en popa, como decían. Al menos en la capital oaxaqueña, sufre serios tropiezos.

Presumían haber consensado civilizadamente el nombre del priista Javier Villacaña para encabezar la planilla que contendería por la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez, pero han surgido muchos francotiradores que apuntan al descarrilamiento de lo que sería su segunda elección. Decían que solo era cuestión de formalizar el nombre de Villacaña, pero la aceptación se está complicando. Aunque los partidos tienen hasta el próximo 14 de marzo para concretar las candidaturas comunes, el tiempo empieza a poner nerviosos a los priistas.

Realmente andan inquietos los tricolores que ya daban por hecho el triunfo de su correligionario tricolor en la ciudad por dos cosas:

Primero, por la buena aceptación que Javier alcanza en los sondeos, pero sobre todo por el pésimo desempeño del edil morenista Oswaldo García cuya postulación significaría algo así como “la desilusión de una reelección anunciada”.

Segundo, en el mismo Morena comentan que hay encuestas que señalan el riesgo de contundente fracaso en caso de postular a Oswaldo. Otros hasta caen en el sospechosismo de que la reelección municipal en la capital tiene un fuerte tufo a “entrega de la plaza”. No hay que perder de vista que en Oaxaca las connivencias electorales MORENA-PRI se hicieron notorias desde la elección del 2018.

TIRADORES

La preocupación que más cala en el equipo de Villacaña es la persistencia de dos damas panistas que, sin posibilidad real de ganar, quieren vender caro su amor. Me refiero a la diputada Alejandra Morlán quien se obstina en la candidatura, y a la dirigente municipal de los azules Laura Aguilar Chagoya. El recelo que generan estas dos damas se debe a que, sin ninguna facultad para participar en las negociaciones de las candidaturas comunes, andan agitando las aguas. Me dicen que la dirigencia nacional junto con los caciques del PAN en Oaxaca, Antonia Natividad y Juan Iván, aceptaron que el PRI encabezara la planilla.

EMBROLLO VERDE

Otro tirador que quiere entrar a la puja es un tal Eduardo Reyes Santiago. De pronto se abroga méritos y a pesar de ser un oscuro dirigente municipal del Partido Verde en Oaxaca de Juárez, dice que para aprobar la alianza “yo debo ser el candidato a presidente municipal”. Es tan bisoño que, aunque el PVEM formalmente no está la coalición el que se dice dirigente municipal quiere ser el que encabece la planilla.

Tanto la panista como el verde no tienen presencia política sin embargo desde su gris posición de dirigente municipal y sin ascendencia que les signifique votos, quieren ser candidatos. Alguien les está dando cuerda.

Y como dicen que el que se llevan de aguanta, en el mismo PVEM municipal está tramando castigar esa tendencia gandalla.

El dirigente estatal de los verdes, José Antonio Estefan, ya dijo a Eduardo Reyes: o aceptas la disciplina partidista o te vas expulsado.

Realmente están “verdes”. Estefan y Elpidio Altamirano López. Con tal de engordar la clientela de su partido afilian a

cualquier, sin mirar a quien y hasta los hacen “líderes”. Dicen que fueron el propio Estefan y Elpidio quienes lo improvisaron “dirigente” municipal y hasta le tomaron protesta en un acto con acarreados en la capital oaxaqueña el 30 de enero del 2019. El hecho es que ahora lo sienten como una piedra en el zapato, pero no encuentran la manera de sacudírselo.

Tan inmaduros son que jugar a la política les resultó adverso. El dirigente municipal que ahora quieren echar de ese partido resultó tan astuto que los exhibe con sus mismas novatadas. Dice que el propio dirigente estatal José Antonio Estefan subió a las redes sociales fotografías y videos del acto en la Plaza de la Danza donde entregó formalmente su nombramiento al dirigente municipal.

Este tipo de contratiempos es lo que impide amarrar los acuerdos al interior de alianza Va por México pues, aunque los dirigentes nacionales y estatales de los partidos han dicho que sí, los que juegan a “líderes” como los verdes, complican la definición de candidaturas comunes en Oaxaca de Juárez y los principales municipios.