Detrás de la noticia: Lavado de dinero en los despojos del Cartel Inmobiliario: Vásquez Sagrero

0
404

Alfredo Martínez de Aguilar

* Son cientos de millones de pesos que tipifican el lavado de dinero, pues de repente, alguien que no trabaja ni reporta ingresos a Hacienda aparece como propietario de un bien de 20 o 30 millones.

* El modus operandi en el despojo de bienes utilizó el embargo por laudos en la Junta de Conciliación y Arbitraje, porque los derechos de los trabajadores son preferentes ante cualquier otro gravamen.

Al no descartar delincuencia organizada en el Cartel Inmobiliario por su modus operandi, Geovany Vásquez reveló que se ha detectado un evidente lavado de activos en el despojo de inmuebles.

La mayoría de los movimientos que ha detectado la Fiscalía General del Estado y de los que le requieren información al gabinete inmobiliario, no tienen sustento de los pagos que refieren.

“¿Quién pompó?”, preguntó el Consejero Jurídico, al dar la exclusiva del lavado de dinero del Cartel Inmobiliario, en el programa de televisión Oaxaca en la Mira al que llama “Oaxaca sí Mira”.

Son cientos de millones de pesos que tipifican lavado de dinero, pues de repente, alguien que no trabaja ni reporta ingresos a Hacienda aparece como propietario de un bien de 20 o 30 millones.

El modus operandi en el despojo de bienes usó el embargo por laudos en la Junta de Conciliación y Arbitraje, porque los derechos de los trabajadores son preferentes ante cualquier otro gravamen.

No es el único caso el despojo de un bien inmueble de los hermanos Conzatti por el Notario y ex funcionario Jorge Alberto Gómez Merlo, a través del embargo por un laudo laboral apócrifo.

Continuarán agotando las líneas de investigación en materia penal que se han iniciado y él seguirá colaborando, aparezca quien aparezca ex funcionario, secretario o ex gobernador del estado.

“Es una responsabilidad constitucional y una instrucción del gobernador Salomón Jara que me permite actuar libremente. Ha sido muy claro conmigo y con todo el gabinete legal y ampliado”.

“Es también una convicción personal que hay que hacer las cosas dentro de la ley. Imagínense que el patrimonio que forma una persona durante su vida, de un plumazo, se lo quiten”.

“Si alguien cometió un error, quien sea, aparecerá en la investigación y se sujetará a un juicio. Que no sea sancionado solo con el juicio de reproche del escrutinio público que da la opinión pública”.

No hay una cacería de brujas ni venganzas políticas y la investigación no es competencia de la Consejería porque no tiene facultades, su obligación es coadyuvar con la autoridad investigadora.

Reveló que las investigaciones no avanzaron porque cerraban las dependencias, se escondían los funcionarios responsables y no facilitaban los libros ni los protocolos a los Ministerios Públicos.

La Fiscalía General de la República informó que la investigación a un Notario no avanzó en dos años por no tener una firma indubitable para hacer un peritaje y no le permitieron sus libros.

El Notario interpuso una demanda de amparo y le concedieron la suspensión para no proporcionar el acceso a sus libros y en la Dirección General de Notarías tampoco se los facilitaron a la FGR.

De buen talante, charló ampliamente con Raúl Castellanos, Cornelio Merlín y este escribidor, por Regeneración Pluralidad, Editorial Corporativo de Medios de Comunicación y Mujeres Shaíque.

Echado para adelante, no rehúye dar respuesta jurídica con responsabilidad a cuestionamientos sobre temas tabú, como el conflicto limítrofe en Chimalapas, el Cartel del Despojo y la basura.

Considera inaceptable que el ex Consejero Jurídico, José Octavio Tinajero Zenil no supiera que algo estaba mal en el gabinete inmobiliario por las numerosas y graves irregularidades denunciadas.

La Consejería Jurídica es responsable de la actuación y desempeño de los titulares del Registro Civil, del Instituto de la Función Registral, de Catastro y de la Dirección General de Notarías.

Y abundaban las quejas, una tras otra, por la modificación de actas del estado civil, de los protocolos del registro de bienes inmuebles y de los movimientos catastrales y en las Notarías.

Dijo que el gobernador Alejandro Murat sabía porque se denunció durante una mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador y lo informó Carmen Aristegui y Denise Maerker.

Además, en una entrevista, Caleb Gómez Conzatti, una de las víctimas, dijo que el gobernador Murat llamó a los tres hermanos, a él, a Ashmar y Herbé, y les dijo “¡aquí están tus actas!”.

En una situación así, el gobernador Salomón Jara inmediatamente exigiría explicación a los responsables. No lo duda en absoluto. Así ha pasado en temas que brincan. No espera, es práctico.

“Hay una gran diferencia, dice, Salomón Jara está dedicado a gobernar, no a ver sus negocios en Manhattan o su Notaria en el Estado de México, tiene el pulso de quien actúa bien o mal”.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila