Detrás de la noticia: Por venganza ensucia Chico fiesta de Muertos a Salo con ambulantes

0
142

Alfredo Martínez de Aguilar

*Mal aconsejado por los resentidos sociales que le rodean, al munícipe capitalino no importa continuar destruyendo los edificios y calles del Centro Histórico, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad

* No menos condenable es el silencio cómplice de los dirigentes de las cámaras y organismos empresariales, Canaco, Coparmex, Canacintra, ante el nuevo ataque al Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El municipio de Oaxaca de Juárez y capital oaxaqueña continúa siendo arena política del enfrentamiento entre las tribus, grupos y corrientes políticas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Conforme avanza el futurismo en el actual proceso electoral federal concurrente, se intensifica el cobro de facturas entre el gobernador Salomón Jara y el presidente municipal capitalino Chico Martínez Neri.

Por sed de venganza, ya que está sabedor que no podrá reelegirse ni ser diputado federal, Chico Martínez ensucia con ambulantes a Salo sus primeras festividades de Muertos en la capital oaxaqueña.

En menos de cinco minutos, en sesión extraordinaria virtual “fast track”, el Cabildo capitalino, presidido por Chico Martínez Neri, aprobó la instalación de 321 comerciantes informales en el Centro Histórico.

En la calle Macedonio Alcalá fueron impuestos 186 puestos de artesanías, 82 en la calle Constitución y 53 en el jardín Labastida, del 26 de octubre al 5 de noviembre, en un horario de 09:00 a 22:00 horas.

Mal aconsejado por los resentidos sociales que le rodean, al munícipe capitalino no importa continuar destruyendo los edificios y calles del Centro Histórico, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Tampoco ha importado al alcalde la airada protesta de comerciantes establecidos en el Centro Histórico con un bloqueo inicialmente en la Avenida Independencia esquina con 20 de Noviembre.

La movilización ampliada a otras calles rechaza la imposición de comerciantes informales, al dañar el patrimonio cultural de la humanidad en la capital, además de otros perjuicios al comercio establecido.

Movidos por la escandalosa corrupción que han impuesto en el Ayuntamiento, los desadaptados sociales que mal aconsejan a Chico anteponen sus intereses personales al interés cultural global.

Condenable actitud y nefastas decisiones que hundirán en el cesto de la basura de la historia a los integrantes del deshonrado Cabildo y del Ayuntamiento por su odio a Oaxaca y a los oaxaqueños.

No menos condenable es el silencio cómplice de dirigentes de las cámaras y organismos empresariales, Canaco, Coparmex, Canacintra, ante el nuevo ataque al Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Salo seguramente podría disculpar a Chico, como le llaman en su natal San Andrés Zautla, apoyar a Susana Harp como candidata de Morena a gobernadora, como lo hizo con Flavio Sosa Villavicencio.

Pero lo que Salo jamás perdonará es que Chico presuntamente siga al servicio “del de Polanco”, lo que considera una traición, a diferencia del Jefe de Gabinete, que aparentemente ha tomado distancia.

Según logramos establecer, la crisis de la basura por el cierre del tiradero a cielo abierto por consigna al presidente municipal de Zaachila, Rigoberto Chacón, buscaba la destitución de Chico Martínez Neri.

Sin embargo, llama la atención que no obstante que el Ayuntamiento Municipal capitalino es un gobierno totalmente fallido, hasta ahora el Congreso del Estado no ha demandado su destitución.

Lamentable y dolorosamente, este perverso juego de toma y daca de venganzas sigue destruyendo los edificios coloniales e históricos y calles del Centro Histórico, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En primera instancia, pierden los habitantes y comerciantes establecidos del Centro Histórico, a quienes las autoridades estatales y municipales, y grupos de presión y chantaje, mantienen como rehenes.

alfredo_daguilar@hotmail.com                                                                director@revista-mujeres.com                                                                      @efektoaguila