EL GATO

0
696

Por Felipe Sánchez

Me dicen que todo un felino resultó Hipócrates Nolasco Cancino el aún presidente del Consejo Mexicano Regulador de la Calidad del Mezcal (COMERCAM).

Para no ser investigado por todas las tropelías que cometió con el tráfico de denominaciones de origen y venta de certificados de calidad durante nueve años, no se pudo reelegir, pero deja un incondicional que, como el gato, le tapará todas sus cochinadas y le permitirá seguir como el poder tras el trono.

Comentan que sus poderosos padrinos no lo pudieron sostener para su cuarta reelección, pero se alió a otros mecenas más poderosos que le permitieron reformar los estatutos a cambio de facilitarles la creación de la plaza del mezcal.

Ayer seguia maniobrando para imponer como su sustituto a Jorge Vera actual dirigente del Clóster Mezcal o a su socio Jaime Muñoz dueño de las marcas Alipus y los Danzantes.

Entre las astucias de Hipócrates está haber incluido en los estatutos del COMERCAM la figura de la Comisión de Vigilancia donde él se nombrará presidente. Incluye en esta comisión a los ex presidentes, pero como estos conocen las corruptelas de Hipócrates, no aceptarán. Esto significa que seguirá manejando el COMERCAM a su libre albedrío.

También pretende despojar su identidad a este organismo certificador. Decidió en una asamblea espuria con sólo 32 “delegados” (de los más de dos mil 400 socios) el cambio de nombre a Consejo Regulador del Mezcal y las siglas CRM. Otra mala jugada. Quiere quitar a los socios mezcaleros el derecho de elegir a sus nuevos representantes; igualmente, con esos 32 “delegados” pretende nombrar a la nueva directiva.

NOCHIXTLÁN, DAÑOS COLATERALES

Los saldos políticos y las secuelas que, necesariamente causará la desaparición forzada de Claudia Uruchurtu en Nochixtlán, causarán estragos.

En primer lugar, entierra la tenebrosa carrera política de una rijosa mujer como Lizbeth Victoria Huerta que, completamente improvisada por el partido Morena que, de pronto, la hizo presidenta municipal de Nochixtlán donde perdió todo signo de prudencia. Confundió su posición de poder con una patente de despotismo. Muchas de sus acciones corruptas y de opresión fueron documentadas y denunciadas por la valiente Claudia cuyo paradero hoy tratan de establecer con una gran movilización policiaca. Hasta esta noche de jueves los juzgadores seguían analizando las pruebas judiciales que, seguramente, terminarán por hundir a la indiciada por crimen tan bestial.

Otra secuela política derivada de la tiranía de esa alcaldesa, es el quebranto de la figura del partido Morena. En esto contribuye también el proceder de los grupos políticos (Cartel22-Covic) que arropaban a esta mujer.

Dudo que, una vez conocido el desenlace de crimen tan atroz, la gente del distrito der Nochixtlán siga confiando en el partido de López Obrador y, menos, que le vaya a entregar su voto.

Como consecuencia de esta depreciación política, una de las damnificadas inmediatas es la candidata a diputada local por esa zona, Tania Caballero Navarro quien, además de ser nuera del senador Salomón Jara, es abanderada del partido Morena. Dos fardos que le impedirán una campaña exitosa. El mismo efecto tendrá que padecer el candidato a diputado federal morenista por esa zona.

Digo esto en base a la declaración de Sara Uruchurtu, hermana de la desaparecida: “Claudia confiaba en este nuevo gobierno, fue fiel seguidora de la 4T y decía ´nos están asegurando que esto va a cambiar, que la corrupción no se va a tolerar, que el nepotismo y las viejas prácticas se van a olvidar´. Ella trabajaba con eso en la cabeza, para nosotros es  triste ver que esa esperanza que tenía la llevó a este punto en el que no la podemos encontrar”.

SECUELAS 

Mientras transcurre el tiempo crucial que significa la audiencia de vinculación a proceso de la alcaldesa Victoria Huerta y otras dos personas, se expanden más secuelas políticas ¿A quiénes salpica?

No hay que perder de vista la estrategia “movilización-negociación” de los capos del Cartel22 y de sus cofrades del Covic (comité de víctimas de Nochixtlán). Esto los presenta como practicantes sistemáticos de la violencia, el secuestro de personas y la rapacidad que es lo que padeció la desaparecida Claudia la activista que sacó a flote la gran corrupción de un gobierno municipal del partido Morena donde tienen notable influencia los profes y activistas del Covic.

A eso se debe que los acontecimientos que sacuden en estos momentos a Nochixtlán, mantengan muy quisquillosos a los capos del Cartel22 que, por cierto, sufren otro corolario de la gran corrupción en que derivó el tráfico de candidaturas morenistas al interior de la sección 22. De eso les comento en mi próxima entrega.