EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
135

NO MENTIR, no robar, bla-bla. Una exhibida como la que le dieron a la secretaria de turismo, SAYMI PINEDA merecería que, sobre el escritorio de SALOMÓN JARA ya estuviera la renuncia de la fallida funcionaria. ¿O la calidad moral ya no cuenta? ¿JARA ya le dio el adiós a los principios de 4ta?
COMO sea, semejante ventilada a la encumbrada funcionaria (no es fácil brincar de una presidencia municipal al gabinete) a manos de la empresaria hotelera Karla María Isla, no pudo ser lanzada sin antes tener, esta última, un buen respaldo y quien la azuzó, un objetivo político.

La lucha por las diputaciones federales arrecia en Oaxaca. Más cuando el distrito X, Miahuatlán (objetivo de SAYMI) también está en la mira de su paisana, EDITH SANTIBAÑEZ, secretaria del Trabajo. Peor si tomamos en cuenta que el X será absorbido por el distrito V (Salina Cruz).

A VER si en medio de esa pugna, no sale beneficiado un tercero, pues los observadores de la política refieren que un ex priista juchiteco que también ya hace “presencia” en el distrito “AMPLIADO” (donde, además, dicen los que saben, tiene negocios) se frotó las manos al ver el encontronazo. Por eso, podría NO ser, casualidad que el grupo de deportistas que alegaron falta de cumplimiento de unas reservaciones en un hotel de Karla María resultaran ser oriundos de Juchitán. ¿Al neo verde le sonreirá la suerte política?
A TODOS estos «suspirantes» hay que recordarles que, las diputaciones federales y senadurías son palomeadas desde muy arriba, no es decisión total del gobernador y que, el único margen de maniobra lo podría tener JARA si las estrellas se le alinean a la corcholata guinda favorita CLAUDIA SHEINBAUM, pero si en MORENA otro es el beneficiado, las candidaturas a curules federales morenistas serán palomeadas al margen del mandatario oaxaqueño.

Así que, serenense porque como dicen los filósofos; lo que será, ya es.


www.escaparatepolitico.com.mx
Twitter: @escaparate_oax
Correo electrónico: felsan23@prodigy.net.mx
Facebook: Escaparate Político por Felipe Sánchez