EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
115

Rogelio Pensamiento Mesinas y Uriel Díaz Caballero son dos políticos que sobresalen por su insistencia de dar al traste con el PUP considerado el primer partido auténticamente indígena del país.

Ideado por Heriberto Pazos, el politólogo Cipriano Flores y otros activistas de izquierda como Francisco Martínez Neri y Abraham Martínez Alavés, este partido nació como instrumento para la lucha de los pueblos por la vía electoral en el 2003. Hoy está a punto de perder su registro pese a la prerrogativa que le da el INE de obtener solo 2 por ciento del total de votos para mantenerse vigente. En la pasada elección apenas alcanzó 40 mil votos.

Ambos personajes urdieron la alianza PUP-MULT con fines mus sospechosos. Ambos son de cuestionable calidad moral y poco proclives a la democracia que citan en sus discursos.

Circulan en muchos medios impresos y cibernéticos antecedentes de Rogelio Pensamiento, actual dirigente del MULT. De acuerdo a las versiones que circulan, este profesor es visto como “infiltrado” en el PUP porque “es lo que acostumbra”.  Dicen que “en 2004 el delator Rogelio Pensamiento Mesinas, infiltró la región de Loxicha por instrucciones del gobierno, para junto con Lucio Vásquez (paramilitar) y Óscar Valencia García entregaran a indígenas Loxichas por, supuestamente, pertenecer al EPR.

“También se infiltró en el movimiento Magisterial en 2006 al servicio de Jorge Franco, El Chucki. No puede negar que fue expulsado del movimiento en 2006 en asamblea estatal, en ese entonces el magisterio de la sección 22 lo señaló de infiltrado del gobierno. Hoy pretende adueñarse del Partido Unidad Popular.
“Rogelio Pensamiento Mesinas es un personero de los intereses del poder, sirve por dinero a los grupos represores y es delator, judas de los movimientos sociales”.