EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
90

A partir del tremendo abucheo que padeció Mario Félix Pacheco, en la Plaza de la Danza, donde los trabajadores de los SSO no lo dejaron hablar y lo corrieron, empezó a caer el imperio corrupto del casi eterno dirigente de la sección 35. Otra señal de su declinación fue hacerlo a un lado y que fuera la dirigencia nacional de su sindicato la que encabezara las negociaciones para reencauzar el conflicto por el despido de trabajadores de Salud.

La determinación la tuvo que aceptar Mario Félix por su involucramiento en el tráfico de plazas y señalamientos en su contra para abusos de poder y colusión con los sucesivos secretarios de salud para la violación de normas lo que, finalmente, hizo estallar la crisis en los Servicios de Salud de Oaxaca.

En la serie de acusaciones contra Mario Félix sobresalen sus desplantes como aquella amenaza que lanzaba: “vamos a sembrar en la Secretaría de Salud los métodos de lucha de la sección 22 de la CNTE”. Anhelaba manejar el presupuesto de Salud, poner y quitar funcionarios, tal como sucedía con el IEEPO. Lo que provocó fue el desastre.