EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
110

Quienes conocen del tema aplaudieron ayer la decisión de la Policía estatal al desalojar a esos “universitarios” que no quieren clases presenciales, pero arman desmadre con el secuestro de autobuses del transporte urbano y bloqueos. Hasta estrenaron en sus correrías una unidad del Citybuys. Previamente esos porros, digo estudiantes, asistieron a las reuniones masivas (tocadas, les llaman) con chelas y dinero donde recibieron las consignas para armar relajo.

Entre muchos ingenuos que se suman a la bola solo por las prebendas, se preguntaban ¿Qué onda? La respuesta surgió entre los mismos estudiantes que comentan lo siguiente:

Ante el temor de ser requerido por las autoridades financieras el ex Rector Eduardo Martínez Helmes se vale de muchas argucias. En varias de esas “tocadas” estuvo tirando línea a sus alborotadores enquistados en el Steuabjo para dar albazo a Ariel Luján como dirigente formal de este sindicato. La consigna fue desconocerlo e imponer de facto a Julio Cesar Mora motejado “El Mora”, adicto al Chapito Eduardo Martínez.  Así lo hicieron, pero sin acato a los estatutos por lo que el albazo no tiene ninguna validez.

Aunque ayer arrancaron con una jornada violenta secuestrando más autobuses incluyendo una unidad nueva del Citybus para presionar a que las autoridades laborales dieran validez a la “elección” de El Mora, lo que recibieron fue la invitación para que se retiraran.

Antes que la toma de nota que pedían para su “nuevo líder”, lo que recibieron fue la presencia de policías antimotines. Por cierto, trataron a los violentos manifestantes con gran cortesía, aunque finalmente no lograron su objetivo.

De la que se salvaron dicen los que conocen al tal Mora que, entre sus muchas chambas tiene la de coordinador de la Facultad de Contaduría, aparte de su plaza de oficial de servicios y su despacho coadyuvante de Arturo Pérez Aquino. Ambos son especialistas, dicen, en maquillar los fraudes del subsidio universitario por instrucciones del Chapito y de Leonel Bautista.

Otro dirigente sindical que tienen en la mira por no apegarse a las condiciones del Chapito, es el del Secuabjo, un tal Daniel Soto a quien prácticamente tienen inhabilitado porque la que manda allí es Monserrat Lorenzo que, dicen, fue la que operó el secuestro de una docena de autobuses del servicio urbano y allí los tienen como una demostración de que son la fuerza bruta y que en la Universidad solo sus chicharrones truenan.

Compartir
Artículo anterior UABJO Y LA CORRUPCIÓN
Artículo siguienteCOMENTARIO A TIEMPO: «LAS MAGNÍFICAS RELACIONES MÉXICO-ESTADOS UNIDOS»
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.