EL SALTO DEL CHAPULÍN    

0
115

En entrega anterior dije que la probidad de los tres magistrados integrantes del Tribunal Estatal Electoral (TEEO), se puso en duda -una vez más-  tras el dictamen sesgado que emitieron al no analizar bien la controversia por la elección municipal de Mitla (Escaparate 5 de oct). Primero dijeron que validaban la elección y en juicio posterior la Sala Xalapa dictamina que la elección debe anularse por evidente rebase del tope de gastos de campaña.

Esta resolución los metió en un callejón sin salida porque el caso se entrampa. El expediente ya había sido dictaminado anteriormente por el TEEO con el resolutivo de imponer solo una multa al candidato del PRI-PRD por actos anticipados de campaña según denuncia de los partidos PAN-PANAL y dieron por buena la elección en favor de Esaú Quero. Posteriormente el candidato contrario Luis Armando Olivera inició otro juicio por rebase de topes de campaña lo que la instancia superior califica como probado y pide anular la elección.

Ahora tendrán que ser la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral o la misma SCJN la que les enmiende, otra vez, la plana. Vaya, dilema en que se metieron.

Los integrantes del TEEO, Elizabeth Bautista Velasco que funge como presidenta, Raymundo Wilfrido López Vázquez y Lizbeth Gallardo Martínez nombrada provisionalmente hasta que el Senado de la República designe al titular, por este caso están en la ignominia.

Quedaron evidenciados en la reciente sesión pública.  Primero, porque están entrampados en sus mismos artilugios al dar por válida la elección.  Segundo, porque la Sala Xalapa dictamina nulidad de la misma. Tal controversia mete a los magistrados del TEE en un callejón sin salida y ellos mismos, en la sesión reconocieron que no pueden votar en contra de un dictamen que ya aprobaron con anterioridad. El mismo Raymundo Wilfrido mencionó tesis jurídicas que impiden volver a dictaminar sobre la “cosa juzgada”.

La única salida que encontraron para sus pifias fue remitir el caso a la Sala Superior del Trife donde, nuevamente, tendrán que corregir sus fallos.

 

Compartir
Artículo anterior“QUIERO SER PRESIDENTE”
Artículo siguienteCOMENTARIO A TIEMPO: «AMBICIOSA REFORMA DE FRANCISCO»
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.