EL SALTO DEL CHAPULÍN

0
121

El acucioso estudioso de la jurisprudencia Eduardo Castillo Cruz descubre “otra gran estafa de los diputados de Oaxaca” al evidenciar que lo único que hicieron con la creación de un código familiar fue “copiar y pegar”.

Argumenta que esta copia vil de los diputados se evidencia “al trasladar el contenido de los artículos 143 al 1672 del Código Civil de Oaxaca (matrimonio, concubinato, divorcio, parentesco, adopción, alimentos, violencia familiar, reconocimiento, adopción, patria potestad, tutela, mayoría de edad, emancipación, ausencia, presunción de muerte, patrimonio de familia, sucesión testamentaria e intestamentaria) a otro código. Además, se les olvidó que son incompetentes para legislar reglas procesales.

Fustiga yerros flagrantes porque “resultan inconstitucionales todas las reglas procesales que se incluyen en lo que aprobaron con el nombre de Código Familiar de Oaxaca”. Por ejemplo, las que se contemplan en el trámite del divorcio, pensión alimenticia y cuestiones relacionadas.

Según el dictamen con proyecto de decreto, esta iniciativa fue presentada por los diputados del PRI: Alejandro Avilés Álvarez y María Lilia Arcelia Mendoza Cruz. Y por el diputado Horacio Sosa Villavicencio, del partido Morena.  

Compartir
Artículo anteriorCONGRESO MEDIOCRE
Artículo siguienteCOMENTARIO A TIEMPO :»Triunfo del periodismo colimense»
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.