Elecciones especiales

0
57

Por Cipriano Miraflores

En verdad, el estudio de estas elecciones y de sus resultados está siendo muy complicado. Las referencias históricas no ayudan, no hay lógica que ayude, los datos duros no se ubican.

Es una locura, el gobierno está tomando decisiones como si no estuviera en lucha electoral, sobre todo, lastimando a los ciudadanos, son muchos los ejemplos.

Se demuestra, fehacientemente, que es un gobierno corrupto y no pasa nada.

La familia de la candidata oficial en paraísos fiscales, lo niega y luego lo afirma y no pasa nada.

Sus candidatos a gobiernos locales la mayoría corruptos. Algunos medios publicando encuestas con ventajas del régimen de 25 puntos.Pero el Presidente aparece enojado.

Los datos de los Estados muestran avances considerables de la oposición y el gobierno no se inmuta.

Los mítines demuestran de qué lado está la ciudadanía y aún así sostienen que están dos a uno. Las simpatía de ambas candidatas son del cielo a la tierra pero la antipática está dos a uno.

La credibilidad de la familia presidencial está por los suelos y como no pasara nada, a Peña nieto le fue como en feria con la Casa Blanca.

El Presidente rompe con los 43 y nadie se inmuta. La violencia escala a mayores niveles y como si fuera el paraíso.

La verdad me doy, me considero incompetente para dar una explicación objetiva. Lo único que se puede decir es que habrá muchas sorpresas agradables para los ciudadanos demócratas.

Pero habrá intentos de juego sucio, como la posibilidad de un auto atentado.

Así las cosas, en vía de mientras sean rabiosamente felices.

May, Mayepe