Escaparate político: POLÍTICOS ASÍ

0
227

FELIPE SÁNCHEZ CRUZ
14 DE SEPTIEMBRE 2023

EL EXGOBERNADOR de Oaxaca y ex priista, expulsado por la actual dirigencia del CEN del PRI que, hasta hoy, encabeza ALEJANDRO MORENO, ULISES RUIZ ORTIZ, ya tiene la anuencia del INE como aspirante a la candidatura independiente a la Presidencia de la República.

URO es uno de los seis aspirantes que pueden continuar con la recopilación de 960 mil firmas para lograr dicha candidatura independiente.

AL MARGEN de cualquier situación, fue el único gobernador que tuvo el valor de enfrentar al cartel (la RAE prefiere sin tilde con acentuación aguda) de la sección 22 –en el momento en que éstos se encontraban en el punto más alto de su poder– y como consecuencia de esto, recibió la embestida de los grupos radicales de agitación que se agruparon en la llamada Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), como ellos mismos se autodenominaron, que orquestaron el conflicto político (que no social) que tanto daño causó a Oaxaca y a los más de 4 millones de oaxaqueños, directa o indirectamente.
TAMPOCO podemos ocultar las grandes traiciones, entre las que destaca, no por su importancia, sino por su cercanía, la de JORGE FRANCO VARGAS, «El Chucky», que creyó estólidamente que sería el candidato del PRI a la gubernatura de Oaxaca y sucesor del gobierno de URO y no EVIEL PÉREZ MAGAÑA, el tristemente célebre perdedor.

OTRO MÉRITO que tampoco se le puede negar a URO, es el haber desafiado el poder absoluto que ejercía en Oaxaca (y a estas alturas todavía no se erradica) el exgobernador JOSÉ MURAT, quien “dejó” el poder en ¡2004!

TAN PODEROSO que hasta hizo gobernador por el PRI en el sexenio pasado, a su hijo, el mexiquense, ALEJANDRO MURAT.

Y COMO se sabe, MURAT (JOSÉ) hizo su plan para perpetuarse en el poder –el mismo que entregó en «bandeja de plata» a Morena (a JARA)– confió en URO, lo impulsó, lo hizo Senador, más adelante candidato al gobierno de Oaxaca y consecuentemente, gobernador.

SEGÚN trascendidos de los corrillos políticos oaxaqueños, mientras escalaba en el poder político, URO mostró sumisión y obediencia a su benefactor, pero cuando ya tenía seguro el poder, simple y llanamente dejó de hacer lo que su padre putativo decía y quería y le llevó las contras a tal grado al susodicho que se desató una división y enfrentamiento real entre el ulisismo y el muratismo.

EL EXGOBERNADOR se enfrentó a muchos otros intereses “EL mismo URO declaró que las organizaciones más extremistas recibían 400 millones de pesos anuales y que al exigirles él, claridad en el beneficiario final que tenían semejantes carretadas de dinero (Hay más de 200 organizaciones sociales –algunas, propiedad de hoy prominentes integrantes del gabinete –) se unieron a los reclamos de derrocamiento (de URO)” (ESCAPARATE POLÍTICO 25/noviembre/2022). Su relación con aquel gobierno federal, en especial con el entonces Secretario de Gobernación, CARLOS ABASCAL, tampoco era buena, todo se alineó en su contra. Todo por defender una mejor educación, por cerrarle la llave a la avaricia de los eternos saqueadores de Oaxaca y demás.

NO OBSTANTE, de toda la anarquía vivida en el sexenio ulisista, hoy están como evidencia de su paso, sus obras hechas; el Centro Histórico, lo transformó, solo por citar un caso. ¿Qué podemos decir de GABINO CUÉ o de ALEJANDRO MURAT? ¿Qué huella positiva dejaron? Los gobiernos sucesores de URO no hicieron si no beneficiarse de, por ejemplo, el Auditorio Guelaguetza, que han explotado (incluso el jarismo) a más no poder gracias a frecuentes conciertos.

DIFÍCIL remontar por la vía independiente, pero ojalá hubiera más políticos así, no todo fue perfecto claro, pero fue un gobierno cuyas acciones se palparon.


www.escaparatepolitico.com.mx
X (Twitter): @escaparate_oax
Correo electrónico: felsan23@prodigy.net.mx
Facebook: Escaparate Político por Felipe Sánchez