Escaparate político: SUNTUOSIDAD

0
207

POR FELIPE SÁNCHEZ CRUZ

29 DE ENERO 2024

VECINOS de San Antonio de la Cal comentan con ironía la conducta ostentosa de algunos funcionarios del jarismo.

LEJOS quedaron esos “tsuritos” emblema de la austeridad del obradorismo, ejemplifican esto en un joven funcionario que, en la referida localidad, se traslada en lujosas camionetas, con escoltas, tanto para él como para su familia.

EN LA LOCALIDAD aseguran que el joven Oficial Mayor del IEEPO, ABEL LEYVA GANDRILLAS, anda escoltado hasta en los momentos en que acude a jugar fútbol a las canchas municipales, claro, sus “gorilas” llegan con vestimenta deportiva, simulando ser también jugadores, pero qué va.

LA GENTE observa, escucha, intuye que, en el jarismo, los sueldos deben ser muy superiores a lo que sale a la luz, de otra manera no se podría entender cómo el Oficial Mayor, en un año, desde que llegó a esa posición, ha presuntamente adquirido varias propiedades –al menos los trabajadores de la construcción que laboran en éstas lo refieren como propietario– en varios puntos de dicha localidad.

SI LOS INGRESOS de la máxima posición en esa dependencia, el de director general, fue de 44 mil 164 pesos del 1 de abril al 30 de junio 2023 (https://www.plataformadetransparencia.org.mx/), claro sin contar bonos. Una posición menor como la de ABEL, debe ser inferior; la cuestión aquí es ¿Cómo podría entonces alguien, en un cargo menor, mostrarse con tanta holgura económica?

GENTE muy cercana a ABEL LEYVA, comenta que el susodicho en algún momento reciente habría exteriorizado que adquiriría algunas hectáreas en la Costa de Oaxaca.
–Terrenos en Puerto Escondido muy cercanos a la super carretera– Refieren es lo que habría encargado.
GANDARILLAS llegó al IEEPO –al gozar de la confianza del mandatario estatal– a desplazar a un efímero Oficial Mayor que era gente del actual director, EMILIO MONTERO. El manejo de recursos financieros, materiales y humanos, fueron vedados al director del instituto al quitar de ese cargo a Albino Pérez.
HAY QUE recordar que el presupuesto anual asignado al IEEPO en 2023 fue superior a los 28 MIL 92 MILLONES de pesos (para 2024 supera los 30 mil millones de pesos).

ESTA REMOCIÓN generó un fuerte choque entre SALOMÓN JARA y MONTERO, al grado que éste al calor de la discusión por el cargo en disputa, le aseguraba que se retiraría del cargo con toda la gente con que había llegado –juchitecos, en su mayoría de escasa honorabilidad refieren en los corrillos políticos– si le quitaba a su oficial mayor, cosa que no hizo.

ASÍ LLEGÓ GANDARILLAS, quien hoy se conduce muy ostentoso y despierta suspicacias. Claro, eso es lo que se ve. Con el tiempo, las autoridades responsables de auditar recursos, veremos si tendrían la voluntad de explorar qué hay detrás de tanta suntuosidad. Claro, ésta no es necesariamente mala siempre que haya una razón lógica detrás; una generación de riqueza constante como, por naturaleza, la hacen los grandes empresarios, las grandes firmas; el problema yace cuando la suntuosidad se patrocina desde el Estado, un Estado con más de una tercera parte de su población en pobreza, —46,8 millones de mexicanos en situación de pobreza, el 36,3% de la población total (El País 10/08/2023)—, donde en los hospitales no hay recursos ni para cuneros, donde en las oficinas no hay hojas para imprimir un oficio, ni gasolina, ni mantenimiento para unidades oficiales que son indispensables, donde “aumentó el rezago educativo y la falta de acceso a servicios de salud” (Ibidem). No está bien en un gobierno que dice abanderar la austeridad.

TAMPOCO es correcto en un país y una entidad donde la inseguridad les tiñe de sangre –y les vuelve un cementerio enorme– y a los elementos de seguridad los destinan a “proteger” a los funcionarios. Los mismos excesos que precisamente criticaban de gobiernos pasados.


www.escaparatepolitico.com
X (Twitter): @escaparate_oax
Correo electrónico: felsan23@prodigy.net.mx
Facebook: Escaparate Político por Felipe Sánchez