FOCO ROJO

0
271

2021-abr-19

Felipe Sánchez
Complicada la tarea que tiene, de entrada, el Fiscal General del estado Arturo Peimbert Calvo, por la embestida brutal de casos de violencia relacionada con la política que se ha dejado sentir en Oaxaca en los últimos días. Se han abierto, al menos, cuatro desafíos criminales -con alta carga política- que significan un verdadero reto para el nuevo funcionario

La mala racha empezó con el crimen atroz de la ex diputada del PAN Ivonne Gallegos Carreño cuyo asesinato en la zona de Ocotlán de Morelos, sacudió no solo a los panistas sino a la clase política en general. Era una activista muy conocida por lo que el atentado causó aturdimiento, principalmente entre las mujeres militantes de los distintos partidos políticos. A la Policía sorprendió la forma en que actuaron los sicarios que también causaron lesiones a su chofer quien murió en un hospital días después.

A poco más de tres semanas se registró otro crimen con tintes políticos. Leonardo Díaz Cruz padre de la diputada Antonia Natividad Díaz y poderoso empresario en la zona de Ejutla, fue ejecutado en un centro comercial del sur de la capital oaxaqueña. El asesinato volvió a causar expectación entre políticos por tratarse del progenitor de una lideresa política y porque el modus operandi de los criminales fue similar al de los que ultimaron a Ivonne Gallegos.

UNA DESAPARECIDA

En el inter del asesinato de la ex diputada Ivonne Gallegos y el de Leonardo Díaz, ocurrió otro hecho lamentable que también podría tener relaciones políticas. La joven Claudia Uruchurto de nacionalidad mexicana-inglesa, fue víctima de desaparición forzada y sus familiares sospechan de la presidenta municipal de Nochixtlán Lizbeth Victoria Huerta contra quien Claudia encabezó una ruidosa protesta horas antes de ser plagiada. Los familiares de la víctima han manifestado en declaraciones judiciales sus sospechas en contra de la edil de Nochixtlán.

En comparación con los dos asesinatos, la desaparición de Claudia es el que más interés merece de las autoridades por la presión que ejerce el gobierno inglés. El Fiscal Peimbertha dado seguimiento personal a la búsqueda en la que participan policías estatales y agentes de la Guardia Nacional. Las comisiones nacional y estatal de Derechos Humanos también dan seguimiento al presunto secuestro. En las declaraciones de varios testigos se menciona que Claudia Uruchurtu fue vista por última vez en Nochixtlán momentos después de haber encabezado una protesta contra los abusos y corrupción de la presidenta municipal Lizbeth Victoria. Observaron cuando era acosada por un grupo de porros al servicio de la edil, según se lee en algunas declaraciones ministeriales.

DRAMA NACIONAL

Los casos de Oaxaca se suman a los índices de violencia política incluyendo intimidaciones que a nivel nacional causan alarma. Aunque no sirva ni de consuelo, vale mencionar que la consultora Etellekt registra 75 atentados en el país en el entorno del proceso electoral de los cuales 22 son ejecuciones de candidatos lo que habla de posibles cacicazgos. Es inadmisible que eso siga ocurriendo,
Etellekt reporta que en el 85 de los casos las víctimas fueron ejecutadas por un comando armado lo que inducen a pensar que esos homicidios sean ejecutados por el crimen organizado. Es necesario saber de dónde exactamente vienen las amenazas y las balas ¿En qué país del mundo sucede eso? En esos atentados se incluyen 18 levantones de los cuales en 16 casos las víctimas han sido liberadas luego de la intimidación.

HACKEOS

La semana pasada la senadora Susana Harp Iturribarría, en tono no menos alarmante, alertó a través de sus redes sociales con lo siguiente:

“Nuevamente aviso -dijo- por este medio que hackearon mi WhatsApp desde la madrugada de hoy y han comenzado a mandar mensajes pidiendo dinero a mis contactos. Yo me encuentro bien, no sufrí ningún accidente. Por favor no caigan en estafas”.

Aunque parezca intrascendente, este tipo de acciones son también intimidación lo que, seguramente, engrosará el número de atentados políticos de este tipo.

AMENAZA ABIERTA

Otro caso de amenaza política abierta es el que padecieron la candidata del partido Fuerza por México, Karla Jiménez Carrasco junto con su dirigente estatal Salomé Martínez. En el arranque de su campaña electoral en Viguera, en las primeras horas de la madrugada del pasado día cuatro. Un grupo de pistoleros se colaron entre los invitados y les ordenaron que suspendieran el evento político. Sorprendidas por juego tan sucio que, obviamente, puede ser un caso de intimidación de algún competidor político, se retiraron.

Las dos valientes mujeres -Karla y Salomé- acudieron a presentar la denuncia penal y padecieron horas de terror.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com